• lunes, 02 de agosto de 2021
  • Actualizado 08:43

 

 
 

BALONMANO

España busca refrendar buenas sensaciones en su debut ante Islandia, pese a la baja de Raúl Entrerríos

La selección española de balonmano abre el Mundial este jueves (20,45 horas) en Metz, después de un gran torneo Domingo Bárcenas.

Selección española de balonmano en Irún. Foto web Rfebm.
Selección española de balonmano con el trofeo conseguido en Irún. Foto web Rfebm.net

La selección española de balonmano tratará de refrendar este jueves (20:45) en Metz las buenas sensaciones dejadas durante la fase de preparación con un triunfo sobre Islandia, en un estreno mundialista que España afrontará con la baja del central Raúl Entrerríos.

El central que tan sólo pudo disputar uno de los tres encuentros de preparación aquejado de una distensión en el aductor largo de la pierna izquierda, se ha sometido esta tarde a una última prueba, aunque como anunció el propio seleccionador "es posible que no juegue y que esperemos unos días más".

"Vamos a hablarlo después del entrenamiento de esta tarde y será entonces cuando terminemos de decidirlo, pero es posible que no juegue y que esperemos unos días más", señaló Jordi Ribera.

Posibilidad que el preparador contemplaba desde la conclusión del torneo preparatorio de Irún, por lo que decidió viajar hasta Francia con 17 jugadores, uno más de los que puede inscribir, sabedor de la posibilidad de efectuar hasta dos cambios en cualquier momento de la competición.

Una posible baja que no varía los planes del preparador español, que tiene claro que para arrancar el Mundial de Francia con una victoria sobre Islandia, el conjunto español tiene que "defender y salir al contraataque".

"Lo más importante es que empecemos defendiendo bien, eso sería fundamental, y que seamos capaces de tener esa punta de velocidad que tuvimos en el torneo de Irún para poder salir al contraataque", afirmó el seleccionador español.

En este sentido, Jordi Ribera insistió que el planteamiento del conjunto español no variará pese a que Islandia no podrá contar finalmente con su gran estrella, el lateral Aron Palmarsson, que esta mañana abandonó la concentración al no recuperarse de los problemas que arrastra en la cadera.

"Es verdad que es un jugador muy importante para ellos, un jugador que llegados los momentos decisivos siempre toma la responsabilidad, pero tienen otros jugadores que lo han hecho muy bien en los partidos de preparación y nosotros tenemos que hacer nuestro juego", añadió el técnico español.

Un juego en el que será clave minimizar las pérdidas de balón dado el veloz juego de contragolpe del que dispone el conjunto islandés, gracias a la presencia de jugadores como el exbarcelonista Gudjon Valur Sigurdsson o el también extremo Arnor Gunnarsson.

Hecho que dotará de todavía mayor relevancia al papel del central Daniel Sarmiento, la gran sensación de la fase de preparación, que asumirá la dirección del equipo en previsión de la más que posible ausencia de Raúl Entrerríos.

La presencia de Sarmiento ha dotado al juego ofensivo español de una fluidez y velocidad que no acostumbraba en los últimos tiempos, un factor que se antoja determinante ante el rocoso 6-0 defensivo que utiliza el equipo islandés.

Una defensa que se verá mermada por la ausencia del pivote Vignir Svavarsson, que aquejado por una fuerte gripe, ni tan siquiera se ha desplazado por el momento a Francia, aunque se espera que se recupere a tiempo de jugar algún partido de la primera fase, aunque no el de España.

Bajas que lastran notablemente las opciones del equipo islandés, inmerso desde la llegada al banquillo del técnico Geir Sveinsson, exjugador del Granollers y el Alzira, en un profundo relevo generacional.

No vestirán la camiseta islandesa clásicos como el central Snorri Gudjonsson, el lateral Alexander Petersson o el pivote Robert Gunnarsson, lo que otorgará el protagonismo a jóvenes como el lateral izquierdo Olafur Gudmunsson o el central Janus Smarason.

Aunque en ausencia de Aron Palmarsson la principal referencia del equipo islandés será el lateral derecho Runar Karason, jugador del Hannover alemán, que intentará hacer olvidar con su poderoso lanzamiento la ausencia de Palmarsson, un reto realmente difícil.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
España busca refrendar buenas sensaciones en su debut ante Islandia, pese a la baja de Raúl Entrerríos