PREMIUM  BALONMANO

España quiere el pasaporte a Río de Janeiro

España y Alemania lucharán entre sí por vez primera no sólo por un oro, sino también por un metal en un gran torneo internacional.

Aginagalde.
Aginagalde.  

La selección española de balonmano se jugará este domingo ante Alemania en la final del Europeo de Polonia, además de la posibilidad de proclamarse por primera vez campeón de Europa, un billete para los próximos Juegos de Río, para los que sólo obtendrá plaza directa el ganador del oro.

De este modo, españoles y alemanes se disputarán acompañar en la cita brasileña a Francia, el único equipo del "viejo continente" que tiene hasta el momento segura su participación olímpica, tras coronarse campeón mundial el pasado año en Doha.

El perdedor, por contra, tendrá que ganarse su plaza olímpica en los torneos preolímpicos que se disputarán del 6 al 8 de abril, en tres sedes aún por determinar, y en los que España, como cuarto clasificado en el último Mundial, y Alemania, como séptima, ya tienen plaza segura desde hace un año.

Igualmente tienen asegurada su presencia en los clasificatorios olímpicos las selecciones de Polonia, Dinamarca, Croacia, Eslovenia y Macedonia, así como Noruega y Suecia, que han logrado su billete para los preolímpicos por su actuación en el Europeo de Polonia.

Torneos clasificatorios que concederán seis plazas, dos en cada preolímpico, para los Juegos de Río, en los que ya tiene garantizado su concurso Brasil, como organizador, Francia, Catar y Argentina, como subcampeón panamericano, además de los ganadores del Europeo de Polonia y del Campeonato de África. 

Cero de tres

La selección española de balonmano tratará de romper ante Alemania el maleficio que parece perseguirle en los Europeos e intentará levantar por primera vez en su historia un título continental, que ya ha acariciado hasta en tres ocasiones.

Diez años después de perder (23-31) ante Francia en la final del Europeo de Suiza 2006, los "hispanos" volverán a tener en Cracovia la oportunidad de colgarse un oro, que ya se les escapó con anterioridad en las ediciones disputadas en España en 1996 y en Italia en 1998.

Un título que serviría para culminar la excepcional trayectoria de un equipo español, que no ha fallado a su cita con las semifinales, con la excepción de los Juegos Olímpicos de Londres, en ninguna gran cita internacional desde que logró la medalla de bronce en el Mundial de Suecia 2011.

Cinco años en los que España ha añadido a su palmarés, además del bronce mundialista conquistado en Suecia, un título mundial, en España en 2013, y un bronce europeo, el conquistado hace dos años en Dinamarca, tras vencer a Croacia en la final de consolación.

Bicampeona del mundo

Aunque ostenta dos títulos Mundiales (2005 y 2013), el europeo es uno de los que se le resiste a la selección masculina de balonmano, que jugó tres finales en esta competición, perdiéndolas. Se ha ganado una cuarta oportunidad en el encuentro que la enfrenta hoy a Alemania (17.30 horas, La 1).

Los dos equipos han tenido una trayectoria parecida, porque compartieron grupos en la primera fase y en la main round, y terminaron empatados a puntos. Alemania alcanzó la final tras una prórroga con Noruega -que presentó un reclamación, ayer retirada, por tener los alemanes ocho jugadores en la pista durante unos segundos sin ser sancionados-, y España superó con mayor margen a Croacia (33-29).

Si hubiera que resumir a una esencia esta final sería la experiencia y el savoir faire de los españoles frente a la juventud y el arrojo de los alemanes. "La experiencia siempre ayuda en una gran competición, aplicada a resolver situaciones difíciles que se plantean en un partido. Nuestros jugadores no se alteran por eso", explica el seleccionador Manolo Cadenas. "Ellos están construyendo un equipo y confían en que pueden ganar a todos, sobre todo después de vencer a Dinamarca", añade sobre el rival.

La alegría completa, el oro

Manolo Cadenas, seleccionador español, no pudo ocultar su satisfacción por la clasificación para la final del Europeo de Polonia, aunque como recalcó,el objetivo del equipo español no es ser finalista, sino proclamarse campeón.

"Estamos muy felices, pero la alegría completa sólo llegará con el oro, esto es simplemente un dulce paso hacia algo más importante que es ganar el domingo la final", señaló Cadenas.

En este sentido, el preparador español aseguró que el objetivo del conjunto español no ha sido otro, desde el principio del torneo, que colgarse la medalla de oro, que en esta ocasión vendrá acompañada de un premio añadido: la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
España quiere el pasaporte a Río de Janeiro