PREMIUM  LIGA ASOBAL

Festival de goles para terminar: Anaitasuna cae ante el Logroño en la despedida emocionada a Miguel Goñi

Anaitasuna 37
38 BM Logroño

El equipo de Iñaki Ániz ha desaprovechado seis goles de ventaja en la primera parte del choque.

El Anaitasuna ha cerrado este viernes la temporada 2018-19 en la Liga Asobal de balonmano con una derrota (37-38) ante el BM Logroño en Pamplona, donde lo más destacado ha sido el homenaje previo para despedir al jugador Miguel Goñi. Un encuentro donde ninguno de los dos se jugaba nada importante. Los riojanos son terceros y el Anaita ha conseguido la permanencia, pero no el octavo puesto que era su objetivo inicial.

La primera parte ha sido de muchos goles y unas defensas casi inexistentes sin tensión, donde el Anaitasuna ha llevado la iniciativa jugando muy suelto en ataque marcando distancias con el 4-2, 8-5, 10-6 a los ocho minutos con un tanto de Gastón, 12-8, 13-9 y 15-10 con gol de Ugarte a los catorce minutos y primer tiempo muerto del equipo riojano para evitar una debacle.

De una máxima diferencia de seis goles con el 18-12 y el 19-13 se ha pasado a un parcial en contra de 0-5 que ha colocado el 19-18 en el marcador electrónico, y el tiempo muerto solicitado por Iñaki Ániz para resolver el atasco en ataque. Al descanso se ha llegado con un escandaloso 23-22 para el Anaitasuna.

En la reanudación, los navarros ha ampliado la diferencia a cuatro goles con un "fly" de Gastón a pase de Goñi que ha sido el 31-27 en el minuto 40. Los riojanos se han colocado por delante por primera vez con el 32-33, e Iñaki Ániz ha pedido tiempo muerto en el minuto 47. Con 36-38 en contra, Iñaki Ániz ha pedido tiempo a un minuto del final para que la afición despidiera con una ovación a Miguel Goñi y termina con una derrota mínima (37-38).

En cuanto a los goleadores del partido, hay que destacar a Ander Ugarte con seis tantos, Gabriel Ceretta, Pujol y Antonio Bazán con cuatro goles, Raúl Nantes y Borja Méndez con tres tantos, Gastón y Chocarro con dos goles y uno de Miguel Goñi de penalti.

El extremo pamplonés puede presumir de una dedicación absoluta hacia el único club al que ha estado vinculado y con el que ha vivido los momentos más históricos de la entidad, según la web de Asobal.

Las lesiones pudieron precipitar su adiós la pasada campaña pero, finalmente, la despedida se ha producido en el momento elegido: “Para mí es importante decir que esta decisión la tomamos hace más de un año, en febrero del año pasado. El club quería que yo jugara un año más y yo quería jugar el último. La verdad es que hace falta muy poco para convencerme para jugar. Fue fácil".

"A final de temporada empecé a tener problemas físicos que cambiaron la perspectiva de todo esto. Era difícil jugar un año más si no me podía ni mover. Conseguí darle la vuelta a la situación, muy poco a poco. Hasta diciembre me planteaba decir al club que no podía más porque era muy duro. A partir de enero he disfrutado, me lo he pasado en grande. Mis compañeros me lo han puesto fácil y me han ayudado”, ha señalado Miguel Goñi.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Festival de goles para terminar: Anaitasuna cae ante el Logroño en la despedida emocionada a Miguel Goñi