• sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 21:57
 
 

BALONMANO

El Helvetia recibe al líder Chambery con ganas de mantener el nivel europeo

El Anaitasuna recibe este sábado (20 horas) al equipo francés en la tercera jornada de la Copa EHF, después de superar al Cangas en liga asobal.

Partido balonmano Anaitasuna - Cangas. PABLO LASAOSA 19
Partido balonmano Anaitasuna - Cangas. PABLO LASAOSA 19

Pamplona, 26 feb (EFE).- El Helvetia Anaitasuna recibe mañana en Pamplona al Chambery francés en la tercera jornada de la Copa EHF con ganas de mantener su nivel europeo ante el líder del grupo D, después de dos buenos partidos ante el Bucarest rumano y el Ystads sueco.

El conjunto navarro jugará sin presión alguna, ya que su prioridad es la Liga Asobal, tras ofrecer buenas sensaciones en las dos primeras jornadas, con victoria por seis goles contra el Bucarest en Pamplona y derrota por la mínima en Suecia el pasado sábado.

El Anaitasuna se enfrentará al líder y, en teoría, al equipo más fuerte del grupo, un Chambery que venció por diez goles al Ystads en la jornada inaugural y que empató el pasado fin de semana en la pista del Bucarest.

Destaca en el equipo francés la presencia de Melvyn Richardson, hijo de Jackson Richardson, jugador destacado de su época que perteneció al San Antonio pamplonés, club desaparecido por problemas económicos.

El conjunto pamplonés afronta la cita europea con mayor tranquilidad tras haber ganado en la Liga Asobal el pasado miércoles al Frigoríficos Morrazo Cangas, un triunfo que cortó una racha de tres derrotas en la competición nacional.

El partido entre el Anaitasuna y el Chambery, de la tercera jornada del grupo D de la Copa EHF, se disputará en el Pabellón Anaitasuna, a partir de las 20.00 horas, con arbitraje de los daneses Anders Birch y Dennis Stenrand. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Helvetia recibe al líder Chambery con ganas de mantener el nivel europeo