BALONCESTO

Más difícil todavía: la quinta victoria consecutiva de Basket Navarra en la pista del baloncesto Zamora

El equipo de Joaquín Prado se impone con un final de infarto, gracias a los 24 puntos de Iñaki Narros.

Partido entre Basket Navarra y CBC Valladolid disputado en el pabellón de la UPNA (7). IÑIGO ALZUGARAY
Partido entre Basket Navarra y CBC Valladolid disputado en el pabellón de la UPNA (7). IÑIGO ALZUGARAY  

La quinta victoria consecutiva de Basket Navarra. La octava de la temporada (76-82) para un equipo que seguirá protagonizando, al menos durante unos días, la mejor racha ganadora de la LEB Plata, una competición a la que Basket Navarra parece haberle cogido definitivamente el pulso consolidándose en los puestos de play-off. El objetivo: seguir compitiendo para prolongar la buena dinámica el mayor tiempo posible.

Desde el comienzo se vio que no iba a ser fácil tumbar al Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano, un rival engañoso que a pesar de ocupar la penúltima posición de la clsificación tiene talento ofensivo de sobra. Aunque Basket Navarra supo encontrar con relativa facilidad el camino hacia el aro rival, en defensa tuvo problemas para frenar el tremendo potencial local desde el perímetro.

Se pusieron las pilas los de Prado en el segundo cuarto, con un mejor trabajo defensivo que les permitió abrir distancias al mantener el acierto e incluso verlo incrementado, primero con dos triples de Iñaki Narros (30-35) y después con un parcial de 0-8 cerrado en los últimos instantes por Max Hopfgartner y Dylan Poston desde la línea de 6’75. 39-47 y descanso.

La solidez defensiva navarra alcanzó su punto culminante en un tercer periodo brillante en esa faceta. Los rojos supieron mantener a raya a su rival, que estuvo casi tres minutos sin encestar, y aumentaron su renta hasta el +14 (48-62), desperdiciando incluso varias posesiones para abrir más brecha. Con 51-42 se llegó al último cuarto.

Un último periodo de infarto en el que Basket Navarra cayó en la trampa de los zamoranos. El encuentro se convirtió en un correcalles, un basket-express sin tregua, en el que Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano volvió a sacar provecho de su especialidad: el tiro exterior. Tres triples consecutivos pusieron el delirio en el Ángel Nieto y el mencionado 72-71 en el luminoso.

Tiempo muerto de Prado: a serenarse. Y el equipo salió de su particular crisis tirando de la veteranía de hombres como Víctor Hidalgo y el de siempre, Iñaki Narros -el que nunca falla-. Cuatro puntos del valenciano y tres del capitán ponían el 72-78. Y así, tirando de épica, se firmó un nuevo triunfo.

El equipo tiene ahora un pequeño (y merecido) descanso para celebrar las navidades. La LEB Plata vuelve el viernes 30 de diciembre, cuando visitará el pabellón Universitario el Aceitunas Fragata Morón en la última jornada de la primera vuelta. Será, sin duda, una Feliz Navidad para Basket Navarra, que antes de que termine el 2016 buscará prolongar su racha. Es su momento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más difícil todavía: la quinta victoria consecutiva de Basket Navarra en la pista del baloncesto Zamora