PREMIUM  BALONCESTO

Uno de los finalistas será debutante en estas lides

Herbalife Gran Canaria - Dominion Bilbao, y Laboral Kutxa - Real Madrid son las dos semifinales de la Copa.

La Copa del Rey de baloncesto 2016.
La Copa del Rey de baloncesto 2016.  

La etiqueta de favorito para la primera semifinal no la quieren ni Aíto García Reneses ni Sito Alonso, entrenadores de Herbalife Gran Canaria y Dominion Bilbao, respectivamente. 

Ambos equipos protagonizaron la primera jornada de la Copa del Rey al tumbar a Valencia Basket y Barça. Se verán las caras ahora en la pelea por la final y uno de ellos la alcanzará por primera vez en su historia (ambos equipos disputarán el sábado su segunda semifinal).

Hacía 18 años (Valladolid 1998) que no caían eliminados en cuartos de final los dos primeros clasificados de la ACB. Para Aíto, que disputa en Coruña su 30ª edición, la razón de la doble hazaña del jueves está en esa etiqueta que ahora nadie quiere: "Tanto Barça como Valencia han sufrido un problema originado por su favoritismo, sus números en Copa no se han parecido ni por asomo a sus números habituales. De ahí que ahora lleguemos a semifinales sin querer recoger ninguno ese cartel de favorito", aseguraba este viernes.

Mejor promedio en los duelos directos para los insulares

A priori los de Aíto son más favoritos. Esta temporada se han impuesto a los vascos tanto en Bilbao como en Canarias, donde se midieron el pasado domingo y el resultado fue 91-85 para los locales. De ahí que Alonso se haya deshecho en elogios hacia su rival para justificar esa huida de favoritismos: "Herbalife tiene una gran plantilla y un entrenador experto en jugar finales y en ganarlas. No olvidemos que el año pasado llegaron a la final de la Eurocup y este año va por el mismo camino, sabe muy bien lo que es jugársela a un partido", expresó.

El Gran Canaria ha llegado a la Copa del Rey en su momento más dulce de juego y resultados de la temporada, con ocho victorias consecutivas entre la Liga Endesa y la Eurocopa. A ser quinto en la competición doméstica hay que sumarle su victoria contrapronóstico frente a Valencia. No lo tendrá fácil Aíto para canalizar la euforia. "Cuando ganas hay que no subirte demasiado y cuando pierdes hay que no hundirse demasiado. Se trata de buscar el equilibrio, algo que no es nada fácil", reconocía.

Un partido diferente a los anteriores

A la hora de escudriñar las claves de esta semifinal también coinciden los dos equipos en lo determinante del aspecto mental. "La clave estará en mantener la concentración y, como hicimos ayer, en que cuando estemos abajo no volverse locos", afirmaba Aíto.

Para Pablo Aguilar, el duelo será "muy diferente a los dos de liga. Será durísimo, tendrá altibajos y ganará el que ponga más alto el nivel de intensidad".

Otro factor determinante puede ser el físico (Dominion Bilbao llegó a Coruña tras viajar a Turquía y a Canarias) aunque al cansancio se le puede vencer con la euforia. Al final, todo esto son solo datos y suposiciones. El sábado toca vivir ese duelo. Como dice Savané, en la Copa "hay poco que analizar, esto se disfruta".

Laboral Kutxa y Real Madrid, con sabor a final

Por su parte, Laboral Kutxa y Real Madrid disputarán un duelo de gigantes en la segunda semifinal de la Copa del Rey tras haber vencido a Rio Natura Monbus Obradoiro y Montakit Fuenlabrada, respectivamente.

Apenas veinticuatro horas después y sin tiempo siquiera para descansar, los dos equipos volverán a saltar a la pista del Coliseum coruñés para determinar quien es merecedor de disputar la final.

Al haber disputado los partidos en viernes, tanto vascos como madrileños saben de antemano que para ganar tienen que disputar tres partidos en tres días y que tienen que venir con los deberes hechos de casa y las pilas cargadas, porque no tendrán tiempo para nada.

En Liga, el Baskonia ganó 86-80 al Madrid y en Euroliga los vascos también se impusieron en la capital de España por 68-77, en los dos enfrentamientos que tuvieron en la presente temporada.

Pero eso, en la Copa sobretodo, carece casi de importancia. Además de ser otra competición, de ser otras circunstancias, hay que sumar el cansancio acumulado y la manera en que cada jugador pueda asimilar esa carga de trabajo para rendir en la cancha.

Lo que está claro es que los vitorianos parecen uno de los equipos más en forma no sólo de España, sino de toda Europa, y sólo hay que ver los resultados que ha obtenido en las últimas semanas con victorias, entre Liga y Euroliga sobre CSKA Moscú, Valencia, Barcelona y Real Madrid, las dos últimas, además, como visitantes. Aunque ante el Obradoiro sufrieron y mucho.

El Real Madrid es el vigente campeón y eso siempre es importante recordarlo. Las lesiones le están impidiendo alcanzar una velocidad de crucero uniforme y es capaz de alternar grandes momentos de juego con lapsus increíbles, en defensa y en ataque. Pero es obvio que puede ganar a cualquiera en cualquier momento.

La semifinal sin sorpresas, a diferencia de la primera en la que los favoritos (Barcelona y Valencia) quedaron apeados a las primeras de cambio, enfrentará a dos gigantes, al Madrid campeón de las últimas dos ediciones y al Laboral Kutxa que quiere volver a reinar en una competición que ya ganó en seis ocasiones, la última en 2009.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uno de los finalistas será debutante en estas lides