NBA

La fiesta del mejor baloncesto del mundo está en Toronto

El Fin de Semana de las Estrellas se celebra por primera vez fuera de EE.UU.

Pau Gasol con la camiseta de los Bulls. Efe.
Pau Gasol con la camiseta de los Bulls. Efe.  

La fiesta de la 65 edición del Fin de Semana de las Estrellas concluye hoy domingo con el duelo entre los equipos de la Conferencia Este y Oeste, con el escolta Kobe Bryant de gran atracción al jugar su decimoctavo y último partido.

El resultado deportivo no interesa a nadie y Bryant tendrá la última exposición mundial como jugador profesional ya que con su equipo de Los Ángeles Lakers no volverá a ser centro de atención porque se trata del peor de la Conferencia Oeste (11-44).

Mates y triples

Se completó la segunda jornada de la 65 edición del Fin de Semana de las Estrella con la celebración en el Air Canada Centre dedicada a los concursos que dejó como grandes triunfadores a los escolta Klay Thompson y Zach LaVine junto al pívot novato dominicano Karl-Anthony Towns.

Thompson ganó el esperado duelo de los "Splash Brothers" con el base Stephen Curry y se proclamó nuevo campeón del concurso de triples a la vez que destrozó a su compañero de equipo y líder encestador actual de la liga.

El escolta de los Warriors se acreditó el título y por segundo año consecutivo quedó en poder de un jugador del equipo de Golden State, los actuales campeones de la NBA.

Thompson superó al campeón del 2015, Curry, al conseguir 27 puntos en la ronda final para llevarse el premio en el segundo evento de la jornada de concursos del Fin de Semana de las Estrellas, que este año se ha celebrado por primera vez en su historia fuera de Estados Unidos.


Nada de lo que haya sucedido en Toronto durante el fin de semana tendrá interés ni valor cuando el domingo por la noche se acabe la fiesta pagada que han tenido los profesionales de la NBA.

Lo que si cuenta y mucho es todo el trabajo que llevan acabo los directivos de los equipos, pero sobre todos los que necesitan estar en la fase final y no tienen claro si lo van a lograr con la plantilla que poseen.

Además que al concluir la liga habrá un incremento considerable en el tope salarial y el relativo equilibrio que existe actualmente en la NBA puede desaparecer por lo que hay que hacer movimientos.

Nadie en Toronto ha querido hablar de estas realidades, al menos en público, pero se sabe que equipos como los Rockets de Houston, con su gerente general Daryl Morey al frente, deberán dar solución al nuevo escenario que se le presenta con la posible vuelta del pívot Dwight Howard al mercado de los agentes libres, en julio.

Aunque el jugador lo ha negado en público, todo a punta a que es cierto que sus deseos son los de no seguir más junto a James Harden, y por lo tanto uno de los dos tendrá que dejar la franquicia.

De ahí que Morey a ofrecido a Howard a los equipos de la NBA que estén interesados en cerrar un traspaso por el que los Rockets puedan conseguir una compensación en lugar de quedarse sin nada cuando concluya la presente temporada, si se hace agente libre.

Además, los Rockets con marca perdedora de 27-28 ya son novenos en la Conferencia Oeste, lo que supone que están fuera de la fase final y necesitan encontrar un revulsivo a su juego de equipo.

El despido del entrenador Kevin McHale al comienzo de temporada confirmó que no era el problema ni mucho menos la solución al grave problema que tiene el equipo y que no es otro que el descontrol en el que actúa Harden, que ha convertido el juego del equipo en un solo hombre y además con muy mala defensa.

Tampoco marchan bien las cosas en Chicago con los Bulls, que también están cerca de quedarse fuera de los ocho mejores de la Conferencia Este, ahora ocupan el séptimo lugar (27-25), pero van a estar al menos tres semanas más sin el escolta titular Jimmy Butler y han perdido cuatro partidos consecutivos.

Aunque el ala-pívot español Pau Gasol ha vuelto a demostrar toda su clase y mejor aportación como líder con experiencia, al final su nombre también ha sido incluido entre los que podrían ser considerados por los Bulls si al final se decidiesen por un traspaso antes del 18 de febrero.

El motivo, que al igual que sucede con Howard en Houston, cuando concluya la temporada, Gasol tendrá de nuevo la oportunidad de entrar al mercado de los agentes libres y sin la posibilidad este año de luchar por el título de liga, muchos consideran que su estancia en Chicago tiene fecha de caducidad al concluir la liga.

Ni los directivos de los Bulls ni Gasol han querido hablar de esa posibilidad, pero el jugador de Sant Boi de Llobregat es consciente que el equipo necesita reaccionar y mejorar en la segunda mitad de la liga si de verdad quieren aspirar a ser un equipo ganador y con aspiraciones al título.

"Cada uno de nosotros tenemos que mentalizarnos de la situación en la que nos encontramos, haber que podemos hacer cada uno y colectivamente para salir de ella y mejorar", valoró Gasol sobre la situación que vive el equipo. "Tenemos este parón ahora y es bueno para recuperarse física y mentalmente y estar un poco más frescos".

Gasol admitió que el calendario que se les presenta cuando vuelvan a competir la próxima semana no será nada fácil al tener que enfrentarse a los Cavaliers de Cleveland y los Raptors de Toronto, ambos líderes de división en la Conferencia Este.

"No son unos equipos flojos, pero así es esta liga, es la ley de la supervivencia, del más fuerte, y nosotros tendremos que mejorar para poder hacer partidos más completos y conseguir buenos resultados", señaló Gasol, que volvió a reiterar la necesidad de la comunicación dentro del equipo, algo que no siempre se daba, especialmente entre los jóvenes que están en la plantilla.

"No hay más secretos, pero a veces es complicado comunicarse porque ahora mismo están muchos jugadores jóvenes, inexpertos en la pista jugando muchos minutos y no todos entienden la importancia de la comunicación", subrayó el internacional español.

Gasol, en su línea diplomática y correcta, dijo que no había que culpar a nadie por la situación que atraviesa el equipo, dado que todos tenían responsabilidad, y por lo tanto no era cosa exclusiva del entrenador ni de los jugadores, sino de todos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La fiesta del mejor baloncesto del mundo está en Toronto