Colaboradores

Acabamos de sufrir en nuestras propias entrañas un nuevo caso de abuso sexual en las fiestas de la Chantrea, en donde ha sido agredida una menor por parte de otro menor. Ante la violencia de género, no podemos, ni debemos, estar callados. ¡Hay que parar esto!

Un gol al cuarto minuto tampoco ayudó a ganar, en este caso al Deportivo, pero no importa. Ni seguir de colista ya descendido cortó la fiesta en El Sadar. Pareció como que solo la lluvia puso notas de tristeza.

La semana en la que se ha consumado el descenso de mi 'Osasunica' puede ser la misma que confirme el descenso a los infiernos de Aguirres y Pujoles. Los primeros por una mezcla de falta de madurez deportiva y también estructural, los segundos por algo parecido pero con más cara.

Siento no ser más imaginativo con el título, pero, para terminar el mes de las letras -Abril- no se me ocurre mejor manera de rendir homenaje, que robarle le el título de su libro a C.P. Weiler para mi reflexión semanal.

Premio Cervantes.  Triunfante el gran escritor. Triunfante el humor, el denostado humor. Ese arte siempre “secundario” y siempre denostado por todos aquellos que no arrancarían una mueca feliz a una manada de hienas puestas de hachís.

El poco fútbol que hubo en El Sadar fue del Sporting casi todo. Aunque el equipo navarro se puso por delante con dos goles, los asturianos encontraron al final un merecido premio sacando los colores a la defensa.