Las ganaderías de San Fermín en la feria de Valencia

Las divisas de Victoriano del Río, Fuente Ymbro, Jandilla y Núñez del Cuvillo lidiaron en la primera gran feria de la temporada taurina sin muy buenos resultados

Toros de Jandilla en los corrales del Gas de Pamplona los pasados Sanfermines. IÑIGO ALZUGARAY
Toros de Jandilla en los corrales del Gas de Pamplona los pasados Sanfermines. IÑIGO ALZUGARAY

Valencia es la plaza de primera categoría encargada todos los años de abrir la temporada taurina en cuanto a las grandes ferias se refiere. Este año, en el serial fallero, se anunciaron hasta cuatro hierros que también lo están en San Fermín. Bien está mirar al coso de la calle de Xátiva para ver el resultado que han obtenido a sabiendas que nunca en el mundo del toro dos y son con cuatro. Además, el toro que se lidia a comienzos de temporada no es igual al que lo hace ya en el mes de julio.

Victoriano del Río, premio Feria del Toro 2016, mandó a Valencia una corrida con edad, hasta cuatro toros fueron cinqueños. Desigual presentación en su conjunto la ganadería madrileña, disparidad de hechuras y el denominador común de la falta de raza y contenido. Se anunciaron: Sebastián Castella, silencio tras aviso y palmas tras aviso; Miguel Ángel Perera silencio tras aviso y dos orejas tras aviso; Román, oreja y silencio.

Justa de presentación fue la corrida de Ricardo Gallardo, encierro al que falto casta, tuvo movilidad pero sin entrega. El diestro de Jerez Juan José Padilla, vuelta al ruedo tras aviso y oreja; Curro Díaz, ovación y oreja; y Manuel Escribano, ovación tras aviso en ambos.

Jandilla, actual Trofeo Carriquiri, lidió en Valencia una corrida bien presentada, dos de sus ejemplares con el hierro de Vistahermosa. Faltó fuerza a un conjunto manejable en líneas generales pero sin emplearse ni ir a más. Hicieron el paseíllo: David Mora, silencio y silencio tras aviso. Paco Ureña, vuelta al ruedo tras aviso y oreja. Javier Jiménez, silencio y palmas.

Correcto de presentación fue el encierro de Núñez del Cuvillo, noble en su conjunto pecó por falta de fuelle y casta. Se anunciaron esa tarde: El Fandi, silencio y oreja; José María Manzanares, silencio en ambos; Roca Rey, oreja en cada uno de su lote.

Esto pasó en Valencia, no hay que echar más cuentas. Las corridas buenas estarán en el campo.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.