En las primarias del PSOE, Susana me ilusiona

El pasado 1 de abril fue aprobado por el Comité Federal del PSOE el calendario de primarias de nuestro partido. De momento, son tres las candidaturas anunciadas: Pedro Sánchez, Patxi López y Susana Díaz.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz. EFE
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz. EFE

Puede que haya más opciones – y esa es una de las fortalezas de este partido – para que, entre todas ellas, cada uno de los militantes socialistas pueda elegir. Sin que ello reste la valentía de presentarse a primarias a los candidatos Patxi y Pedro, y como afiliado del PSN-PSOE, quiero ratificarme en mi opinión, ya manifestada públicamente: Susana Díaz es mi elección como Secretaria General, y pido el voto para ella.

Son tres, fundamentalmente, las razones que aporta, a mi juicio, y cada una de ellas es doble: fuerza y valentía, confianza e identidad, autonomía y compromiso.

La fuerza de su liderazgo personal e institucional, unido a su valentía al presentarse, es la primera razón. Un liderazgo que se concreta en obtener un buen apoyo las elecciones en Andalucía y ser presidenta autonómica socialista.

La segunda razón es que Susana Díaz da confianza e identidad a los militantes socialistas. Da confianza de volver a unir al partido como lo ha demostrado en Andalucia; de impulsar un PSOE reconocible por millones de ciudadanos y ciudadanas que nos votan, y por aquellos otros que, queriendo hacerlo, no lo han hecho en los últimos años por no sentirse identificados con nuestra trayectoria.

La tercera gran razón es que Susana da autonomía y compromiso: da autonomía a las bases y se compromete a defender el proyecto que se apruebe en la ponencia marco, en cuya elaboración ya han participado más de 200 personas, y serán muchas más con las enmiendas que toda la militancia podrá aportar.

Una gran parte de nuestra ciudadanía demanda de nuevo el socialismo que hizo posible la Transición, la modernización de España, nuestra integración en Europa, el Estado de bienestar y las libertades civiles que disfrutamos hasta el 2011. Unos logros que no fueron casualidad: se consiguieron porque socialistas como Felipe, Zapatero, Guerra, Rubalcaba, etc., tomaron decisiones para consolidar el estado de Bienestar.

Ese socialismo, con Susana Díaz al frente, impulsará el proyecto de la ponencia marco, con una oposición dura y firme al PP; con medidas para combatir radicalmente la pobreza y la desigualdad generada por las políticas neoliberales.

Un proyecto que batalla contra el racismo, la xenofobia y el euroescepticismo de los populismos. Un ideario que reivindica un modelo de país con igualdad de derechos para todos, que es compatible con su pluralidad de lenguas, culturas e historia, pero incompatible con aventuras independentistas que solo consiguen desgarros personales y políticos. Yo comparto con Susana un modelo de partido que, entre otras cosas, consiste en hablar, en dialogar y, a través de este cauce, conseguir el consenso entre todos. Un modelo que ya logra una enorme ilusión entre los jóvenes socialistas, y que así será un partido de futuro.

Susana Díaz, como ha demostrado, apuesta por los jóvenes y va a construir un partido de la mano de los jóvenes. Estoy convencido de que Susana Díaz no defraudará a quienes esperamos de ella una campaña de primarias en positivo. Y tampoco a quienes esperamos mucho de ella al frente del PSOE. Por eso, apoyo y votaré a Susana, porque ella tiene un punto de vista humano y de mujer. Trabajaré, por ello, para que la próxima secretaria general socialista tenga rostro de mujer: el de Susana Díaz

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.