El pacto con los españoles

Tras seis agónicos meses de postureo y una demostrada incapacidad de los 4 principales partidos para llegar a un acuerdo de gobierno que saque a España del atolladero en que se encuentra, volvemos a las urnas el próximo 26 de Junio.

Es vergonzoso que los partidos que han tenido por sus resultados electorales la capacidad de formar gobierno, se hayan dedicado en vez de eso a hacer precampaña pagada por todos los españoles. No acaba ahí la cosa porque los partidos con representación en el Congreso de los Diputados ya tienen asignada la correspondiente subvención económica y volverán a tenerla en esta nueva convocatoria electoral sin que ninguno de ellos haya renunciado a cobrarla tras esta legislatura fallida.

Pero saquemos el lado positivo para esta convocatoria a las urnas. Existe una ventaja y es que esta vez los ciudadanos tenemos algo más que promesas sobre la mesa. Ahora sabemos no solo qué dicen que van a hacer los partidos, sino también qué es lo que hacen realmente después. Aquellos a los que se les llenaba la boca con la regeneración democrática y el tan manido "cambio" han demostrado tener los mismos vicios de la vieja política: Han antepuesto sus intereses personales y partidistas a los intereses de los españoles. Y España necesita lo contrario: Políticos que piensen más en los españoles que en sí mismos. Gente altruista y generosa como la de UPYD, dispuesta a luchar por aquello en lo que cree mejor para el país sin cálculos electorales.

Hace falta en España una urgentísima regeneración democrática tanto en las instituciones como dentro de los propios partidos políticos. Hace falta seguir luchando contra la corrupción sin dejar espacio para la impunidad, como lo ha hecho UPYD estos últimos años. Es imprescindible acabar con el capitalismo de amiguetes que lastra el país e impide que prospere el talento. Hace falta despolitizar la justicia y reformar la ley electoral. Hay que suprimir las diputaciones y no solo cambiarles el nombre como pactaron PSOE y Ciudadanos. 

Hace falta un partido nacional, progresista y sin complejos que rompa tabúes y hable de lo que no hablan PP, PSOE, Ciudadanos ni Podemos, como por ejemplo la igualdad entre españoles quebrantada por privilegios "históricos" como los de Navarra y País Vasco. Es imprescindible garantizar la unidad de España no como algo sentimental, sino como instrumento para garantizar la igualdad. Hay que acabar con la discriminación lingüística y garantizar el derecho de cualquier persona a escolarizar a su hijo en su lengua materna. Y debe haber voluntad para que se cumpla y se haga cumplir la ley en Cataluña en vez de hacer un enjuague con el separatismo catalán para calmar a la fiera, que es en lo que están PP, PSOE y Ciudadanos.

Dice Fernando Savater, nuestro número 5 al Congreso por Madrid, que la gente libre no se pregunta qué va a pasar, sino qué podemos hacer. Propongo que ejerzamos como ciudadanos libres con nuestro voto para mandar a casa a los charlatanes que incumplen sus promesas y llevemos a las instituciones a la gente que ya ha demostrado que le importa más su país que su partido. Será bueno para España y para los españoles.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.