Otegui, el invitado de honor del nacionalismo catalán

Desde mi punto de vista son muchas las razones para oponerse a la independencia de Cataluña, empezando por las desventajas políticas de la desunión, pasando por las económicas y de protección de derechos sociales, y terminando por la salida de la Unión Europea.

Otegi junto a líderes independentistas de Cataluña TWITTER DAVID MINOVES
Otegi junto a líderes independentistas de Cataluña TWITTER DAVID MINOVES

Pero no estamos hablando ya de "independencia sí" o "independencia no". Ni siquiera estamos hablando de "referéndum sí" o "referéndum no". Estamos hablando de algo tan básico como el cumplimiento de la ley y la garantía de los principios democráticos.

El Govern y el Parlament de Cataluña han vuelto a desacatar la ley en un abierto desafío al orden constitucional. Y digo "han vuelto" porque ya el 9-N convocaron otro referéndum ilegal sin que el Gobierno de España, presidido entonces por el mismo inane, moviera un dedo para evitarlo. Hoy estamos igual: Ni el Gobierno del PP, ni la oposición de PSOE y C's, están dispuestos a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que no significa suspender la autonomía de Cataluña como equivocadamente se dice, sino requerir a los responsables políticos en Cataluña que acaten la ley y en caso de no obedecer, garantizar el cumplimiento de la ley con las herramientas democráticas del Estado hasta que se restablezca el orden constitucional.

Pero si a las desventajas políticas de la independencia y a la ilegalidad de este proceso le añadimos el tipo de "agentes políticos" que velan por su desarrollo, creo que no pueden quedar razones para apoyar todo este despropósito. 

Me refiero por ejemplo a Otegui, quien será invitado de honor en la celebración de la Diada. Y es que ya saben, de democracia él sabe mucho. Especialmente de cómo acabar con ella, que es de lo que va la famosa "Ley de desconexión" promovida por los nacionalistas catalanes, aunque no empleen para ello medios violentos como hacían los amigos de Otegui.

"La democracia consiste en respetar lo que dice la gente. Después vienen las leyes", tuiteaba estos días Otegui, imagino sin pestañear. El jefe político de la banda terrorista, que todavía sin disolverse ni arrepentirse, ha asesinado a más de 800 personas nos cuenta el fundamento básico de la democracia, que consiste según él en respetar lo que dice la gente. Curiosa manera de respetar lo que dice la gente el poner una bomba lapa en los bajos del coche de un concejal que expresa unas ideas distintas a las tuyas. Curiosa manera de respetar lo que dice la gente el pegar cuatro tiros a un guardia civil que protege las libertades de todos los ciudadanos. Curiosa manera de respetar lo que dice la gente el perseguir y extorsionar a la mitad de tus conciudadanos por no compartir tu "lucha". Curiosa manera de respetar lo que dice la gente el expulsar del País Vasco y Navarra a miles de ciudadanos que querían "decir" otras cosas pero podían llevarse un tiro de tus compis por decirlas.

Para este sujeto despreciable, la democracia consiste en "respetar lo que dice la gente" que piensa igual que él, matar y/o expulsar a los que piensan diferente y someter a los que todavía queden. Y después, eso sí, hacer las leyes. Las leyes de su estado totalitario. Muy democrático todo.

Dice también Otegui que si "el Estado Español" detiene a Puigdemont habrá perdido definitivamente esta batalla, aunque él sabe perfectamente y por experiencia propia, que será justamente lo opuesto. Si el Estado detiene a Puigdemont, a la presidenta del Parlament de Cataluña y a todos los que han protagonizado en primera persona el desacato a la ley, habremos ganado, si no definitivamente, una importantísima batalla.

Conviene recordar, y Otegui podría contárselo con motivo de su viaje a Barcelona, qué ocurrió con la ilegalización de Batasuna en el año 2003. Se decía entonces que no se podía ilegalizar a Batasuna, que aquello enardecería a los batasunos, que se empeorarían las cosas, que sería darles más motivos... ¿Les suena? El mismo tipo de argumentos que se dicen ahora cuando alguien plantea la aplicación del artículo 155 u otras medidas para frenar el golpe de Estado en Cataluña. Pues la historia es que se ilegalizó Batasuna y no ocurrió nada. Es más, fue clave para avanzar en la derrota de ETA.

Pues este es el invitado de honor que el nacionalismo catalán espera para la celebración de la Diada, una fiesta supuestamente de todos los catalanes, pero que se convertirá como todos los años en una fiesta reivindicativa de los nacionalistas catalanes. No se les cayó la cara de vergüenza al fagocitar una manifestación supuestamente en contra del terrorismo yihadista y en apoyo a las víctimas mortales del atentado de Barcelona para convertirla en un escaparate nacional e internacional de los delirios independentistas, como para movérseles una pestaña por privar a la mitad de los catalanes de su derecho a participar en la Diada.

Que el "Procés" es antidemocrático e ilegal ya pocos lo ponen en duda, salvo los maquinistas de ese tren que circula ya descarriado y sin rumbo con toda probabilidad de acabar descarrilando, pero esto de abuchear al rey Felipe VI y recibir con las manos abiertas al jefe político de una banda terrorista, ya es dejar las cosas muy en evidencia. A parte de vomitivo.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.