El modelo "sanchista" del PSN

En plena vorágine socialista tras la gestora constituida después de la derrota de Pedro Sánchez, la secretaria general del PSN se integró en el llamado sector crítico del PSOE y no han sido pocas las veces en las que ha apoyado a Sánchez.

Maria Chivite y el diputado Jesús Mari Fernández junto a un cartel de Pedro Sánchez en plena campaña electoral. EFE/Jesús Diges
Maria Chivite y el diputado Jesús Mari Fernández junto a un cartel de Pedro Sánchez en plena campaña electoral. EFE/Jesús Diges

Según manifestó María Chivite hace unos meses: "Hemos aprendido en Navarra que si apuntalas a gobiernos de la derecha dejas de ser la alternativa".  La verdad es que no se con certeza si se refería a la derecha que representa UPN o a la que representa el nacionalismo de Geroa Bai y Bildu, puesto que a esta última no tiene muchos reparos en apuntalar. Les ocurre lo mismo a sus homólogos en Cataluña y País Vasco, con quienes Chivite forma el tándem de apoyo al sector crítico inspirado en el fracasado "modelo sanchista", el cual consiste básicamente en apoyar a quien sea y a cambio de lo que sea antes de que gobierne la derecha (la del PP, se entiende). Porque al igual que ocurre en Navarra, ni Miquel Iceta ni Idoia Mendía tienen reparo alguno en apoyar a la derecha nacionalista del CIU o el PNV.

Por tanto, vayamos acotando. No son las políticas de la derecha las que molestan al PSC o  a las delegaciones  del PSN y el PSE, sino el odio al PP. Tampoco la corrupción, pues ahí está la banda de los Pujol, que lleva años trincando en Cataluña protegida por los sucesivos gobiernos españoles. Decía Chivite que dejas de ser alternativa cuando apuntalas a la derecha, pero la realidad es que el PSN ha renunciado por sí mismo a ser alternativa para ser una simple comparsa del nacionalismo (o de quien sea) con el único propósito de evitar que gobierne UPN.  Ni políticas, ni programa, ni sentido de Estado. Solo el odio a.

El PSN dejó de ser alternativa cuando se convirtió en una copia del nacionalismo más reaccionario para intentar captar votos en el sector del llamado "nacionalismo moderado". Y es entonces cuando te dejan de votar los votantes socialistas porque abandonas tus principios y tampoco consigues los votos de los "nacionalistas moderados" porque éstos prefieren votar el original a la copia. Es entonces, Chivite, cuando dejas de ser alternativa para ser un simple socio de gobierno del mejor postor.

Por no hablar de Podemos, cuyos líderes alardean de camaradería con la izquierda abertzale o asisten, como hizo este sábado Errejón, a la manifestación de apoyo a los presos de ETA en Bilbao. ¿Es este un posible socio para el PSOE? Entonces hemos perdido el norte.

Y toda este desmoronamiento de lo que fue un día el PSOE es malo para España y más ahora que la socialdemocracia atraviesa una importante crisis en toda Europa, amenazada por los populismos y nacionalismos tanto de extrema derecha como de extrema izquierda. Este país necesita  un partido socialdemócrata fuerte, sin complejos y con sentido de Estado. Si por algo se caracteriza la izquierda, es por su defensa del internacionalismo y de la igualdad entre ciudadanos.

¿Por qué entonces la izquierda en España se pliega y allana el camino al nacionalismo reaccionario cuyo objetivo es levantar fronteras que garanticen los privilegios de unos ciudadanos frente a otros?

Hace poco escuché la intervención de una parlamentaria socialista de Navarra defendiendo sin complejos la libertad lingüística y criticando con vehemencia la pretensión de Barkos de "euskaldunizar" por imposición. Tuve que asegurarme que aquella parlamentaria era del PSN al verme gratamente sorprendido. Incluso tuve por unos segundos la motivación de votarles si el PSN seguía por esa línea.

Pero bajé pronto de la nube cuando una amiga que conoce bien al partido socialista me dijo: "Me temo que ésta no va a hacer mucha carrera...". Negro futuro para el Partido Socialista, para Navarra y para España. Y ojalá me equivoque.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.