El día de la desmemoria

Este jueves el Gobierno Vasco organiza lo que han bautizado como "Día de la Memoria" con un acto en el que se recordará a "todas las víctimas de la violencia".

En un ejercicio de cinismo el Gobierno vasco volverá una vez más a equiparar víctimas con verdugos siguiendo la línea de ese macabra estrategia cuyo único objetivo es precisamente olvidar.

Porque equiparar víctimas con verdugos como partes iguales de un conflicto no es recordar. Es precisamente olvidar  y hacer olvidar que aquello no fue una guerra entre dos bandos enfrentados, sino  una sociedad democrática aplastada y amenazada por una banda terrorista.

Pretender meter en el mismo saco a "todas las víctimas" no es recordar. Es precisamente olvidar y hacer olvidar que aunque todas las víctimas merecen justicia y reparación, unas lo fueron de abusos policiales de un estado democrático ( y por tanto juzgados como tal) y otras lo fueron de quienes querían acabar por la fuerza con el mismo estado democrático cuyo ordenamiento jurídico garantiza la justicia y reparación de todas las víctimas, también de las primeras.

Poner al mismo nivel ético y moral el comportamiento de quienes resistieron pacífica y heroicamente frente a la cobarde persecución y exclusión nacionalista no es recordar. Muy al contrario, es olvidar que mientras la mayor parte de la sociedad vasca y navarra sufrió la amenaza de una banda armada, otra parte la apoyó y justificó como sigue haciendo a día de hoy.

Equiparar el estado democrático  y el imperio de la ley con las pretensiones  fascistas de una banda totalitaria no es recordar. Es precisamente olvidar y hacer olvidar que la banda terrorista ETA cometió el 5% de sus asesinatos durante la dictadura franquista y el resto durante la democracia y por tanto contra la democracia misma. Hasta más de 800 asesinatos, de los cuales hay más de 300 de autoría desconocida por culpa de la no memoria o desmemoria de los presos terroristas.  Tampoco este jueves  recordarán quiénes y cómo colaboraron para cometer esos crímenes.

Pero no se engañen, si Bildu está en las instituciones sin que haya condenado el terrorismo ni renunciado a su proyecto totalitario, es gracias a la negociación del PSOE con ETA y la aceptación por parte del PP de esta sucia herencia. Y esto también es hacer memoria.

El colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco (COVITE), en el que también hay víctimas por ejemplo del GAL, ya ha anunciado que no participará en la farsa organizada por el gobierno vasco. Ellos sí representan con dignidad la memoria y la verdad. Ya sea en la plaza de Alsasua, en la casa cuartel de Oñati o con las múltiples denuncias como la del Instituto de Hernani por fomentar el odio entre los chavales.

Este jueves el gobierno vasco celebra el día de la desmemoria pero muchos seguiremos defendiendo todos los días del año memoria, dignidad y justicia.

 

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.