El batiburrillo moral de Barkos

Que el nacionalismo es insaciable es algo que ya conocíamos y desde luego sus ideas de bombero no nos pillan por sorpresa, pero no por eso producen menos indignación, sobre todo cuando tienen que ver con algo tan grave como el terrorismo de ETA.

Uxue Barkos durante el homenaje y reconocimiento a las supuestas "víctimas de grupos de extrema derecha o funcionarios públicos". MIGUEL OSÉS
Uxue Barkos durante el homenaje y reconocimiento a las supuestas "víctimas de grupos de extrema derecha o funcionarios públicos". MIGUEL OSÉS

La última ocurrencia del ejecutivo de Barkos ha sido organizar un homenaje a “todas las víctimas de la violencia política”, una especie de batiburrillo en el que se meten en el mismo saco a víctimas de la violencia policial o personas accidentadas en la carretera en un viaje de visita a un familiar preso de ETA.

El Gobierno de Navarra utiliza las instituciones y la legitima aspiración de justicia de otras víctimas de violencia policial que se produjeron en el pasado para pervertir la historia e inventarse un conflicto entre dos bandos que nunca existió. Y una vez inventado el conflicto, ya tienen la coartada para blanquear la historia de ETA, otorgando a los etarras el estatus de gudaris de uno de los bandos de una guerra inexistente y no como lo que son: miembros de una banda totalitaria que intentó acabar con la democracia asesinado o expulsando a todo aquel que no se prestase a la labor.

Y eso no es todo, porque si hablamos de los representantes políticos que acudieron a dicho homenaje, estamos en lo de siempre. Uno puede esperarse de los partidos nacionalistas este intento de lavado de cara y blanqueo del pasado de la banda terrorista ETA, pues al fin y al cabo todos, unos por acción y otros por omisión, se beneficiaron de la exclusión de los constitucionalistas del espacio público. 

Pero allí estaban también representantes del resto del arco parlamentario, salvo UPN y PP, que acertadamente decidieron no participar de esta farsa. Que Podemos es en Navarra una oferta electoral más para los nacionalistas es evidente a estas alturas. ¿Pero alguien del PSN es capaz de explicar qué narices hacían sus representantes allí?. Ni ellos mismos lo saben, me temo.

A esto es a lo que dedican el tiempo los nacionalistas en el Gobierno de Navarra. Pero siempre entre toda la inmoralidad, la injusticia y el silencio de la mayoría de la buena gente, aparecen pequeños héroes que nos devuelven la esperanza y las ganas de seguir luchando para que no se pervierta la historia.

Además de esta farsa inmoral, la semana pasada también se produjo un acto esperanzador y, este sí, lleno de verdad y justicia.  La profesora de secundaria, Codés Echalecu, organizó para sus alumnos la presentación del libro “Morir para contarlo”, de Salvador Ulayar

Esta profesora lleva unos años invitando al autor del libro para que explique a los chavales cómo el odio y el afán totalitario hizo que un terrorista vecino del pueblo asesinara a su padre disparándole 4 tiros. Y no solo eso, sino cómo después de aquello la mayoría de la gente se puso del lado de los asesinos o simplemente se calló por medio a ser señalado, dejando a la familia en absoluta soledad.

Esta labor de pedagogía democrática y conocimiento de la historia tan necesaria para evitar que puedan volver a ocurrir cosas como ésta en el futuro, debería programarlo el Gobierno de Navarra para llevarlo a cabo en todos los colegios e institutos. Pero ellos prefieren blanquear la historia de ETA a contarla, entre otras cosas porque salen muy mal parados en ella.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.