¿El fin de los centros comerciales?

Si ahora fuéramos a un centro comercial en las afueras de cualquier ciudad  y nos lo encontráramos medio vacío, con muchas tiendas con las persianas echadas, sin apenas público, pensaríamos que sucede algo extraordinario. 

Imagen de archivo de las escaleras mecánicas de un gran centro comercial
Imagen de archivo de las escaleras mecánicas de un gran centro comercial

Y sin embargo, desde hace tiempo, hay señales de mercado que  indican que esto puede suceder y no en un futuro lejano. También es verdad que los expertos señalan que no es algo inevitable.

Estados Unidos, que impulsó el modelo de centros comerciales y lo contagió al mundo, lleva años viendo como cierran muchos centros situados fuera de las ciudades. Tal es el fenómeno que incluso hay webs como deadmalls.com que hacen espectáculo del tema y muestran fotografías llamativas de cientos de centros comerciales que han ido cerrando en los últimos años.
Se estima que hasta un 30% de los centros comerciales en EEUU podría cerrar este año y las grandes marcas clausurarán 3500 tiendas.

Los analistas hablan del comercio online como causa del declive de los centros comerciales. Si pensamos en Zara, Mango o cualquier marca, a ésta le da igual vender a través de un centro comercial, una tableta, el móvil o una tienda en la ciudad.  Todo son formas de distribución y se buscará la que más público atraiga y mayor rentabilidad ofrezca.

Así, se podría afirmar, generalizando, que quien derriba los centros comerciales, no son otros centros comerciales o el centro de las ciudades, sino que son Samsung o Apple, compañías que hace 15 años nadie habría pensado que eran competidoras de los centros y que con sus tecnologías ha permitido que todos tengamos un centro comercial en el bolsillo o en casa.
A todo esto hay que sumar la mejora en los tiempos y forma de entrega a domicilio, con Amazon como gran ejemplo de servicio excelente.

¿Es este fenómeno extrapolable a España? Es verdad que la población de centros comerciales por habitante es mucho mayor en EEUU que en España, ocho veces mayor. También es cierto que la edad media es mucha mayor y es constatable que muchos centros estadounidenses no aportan todos los servicios añadidos a la compra que aportan los españoles: restauración, ocio, etc.
No obstante, sí se están viendo señales de agotamiento del modelo actual de centro comercial situado en las afueras de la ciudad. Inditex está abandonando centros en España para concentrarse en el centro de las ciudades. Este modelo de macrotiendas coincide con la apertura de grandes tiendas como Media Markt o Decathlon en el centro de las ciudades, por ejemplo. 

No es casualidad que en los últimos meses hayamos conocido que Inditex abrirá una macrotienda en el edificio de la Vasco Navarra de Pamplona, que Decathlon vaya a abrir en el centro o que hace más tiempo E Lecrec anunciara que proyecta una superficie y zona comercial en los terrenos de la Meca. Todo son señales de que algo está cambiando.

Los centros comerciales se enfrentan,  por tanto, al riesgo de que tiendas ancla del sector textil, que atraen una gran afluencia de público, se vayan al centro urbano, con lo que su reto ahora es o conseguir mantener estas marcas o conseguir atraer el público a través de otros comercios u otros servicios. En definitiva hacer que la experiencia de ir al Centro Comercial siga mereciendo la pena

 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.