Los 50 años de la Cooperativa de Figarol

La Cooperativa Agrícola San Francisco Javier de Figarol está de aniversario; estos días se celebran sus 50 años de vida, una vida ligada a la de su pueblo y a la de sus socios. 

Figarol, pueblo de colonos, pueblo de valientes...

Donde pocos veían futuro, los colonos vieron una forma de vida, una vida ligada al campo y a sus frutos. Pero hacía falta una infraestructura que albergase y gestionara esos frutos, la cooperativa nació y creció a la sombra del pueblo que le dio vida, la figura del Párroco Don Álvaro Antoñanzas hizo de catalizador para que los colonos se agrupasen bajo el paraguas de una Cooperativa Agrícola cuyo primer nombre fue Cooperativa Agrícola Caja Rural Católica de Figarol.

Este, pasó al poco tiempo a su denominación actual de Cooperativa Agrícola San Francisco Javier y sus comienzos como todo fueron difíciles pero poco a poco los almacenes se iban llenando de grano a la par que los corazones de los colonos iban llenándose de esperanza al ver como fruto de su esfuerzo y trabajo tanto el pueblo como su cooperativa crecían.

Aquellos primeros ochenta socios iniciales que tuvieron que hacer frente a una cuota inicial de 100 pesetas de la época veían como sus sueños tomaban forma.

Son cincuenta años de alegrías y tristezas ya que todo no fueron buenos años para el campo y por ende para la Cooperativa, que llegó a tener hasta 130 socios. En la actualidad son 56 los socios que forman parte de la cooperativa, aún quedan socios fundadores y nuevos socios que han sabido seguir el camino marcado por sus predecesores que como todo el mundo que inicia un proyecto vital no lo tuvieron fácil.

Pocos socios de aquellos primeros años podrían prever que a día de hoy la Cooperativa tendría una facturación anual cercana al millón y medio de euros y estaría dentro del Grupo AN, uno de los grupos cooperativistas más importante de España, este posicionamiento actual no es casual; si no que es la trayectoria de muchas personas que dieron lo mejor de ellos para levantar una cooperativa que era el reflejo de aquellos anhelos e ilusiones de unos colonos que echaron a andar un pueblo y todo lo que le rodeaba como es nuestra cooperativa.

Hoy es día de celebrar los cincuenta años de nuestra cooperativa y de recordar a todos los que hicieron posible que una ilusión fraguase y perdurase en el tiempo, los almacenes se llenan y vacían cada cierto tiempo de grano,  pero lo que permanece indeleble en los cimientos de la Cooperativa San Francisco Javier son los valores de querer a un pueblo como aquellos colonos.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.