Marian Beitia... ¿qué?

Lejos de mi ánimo la falta de respeto a las minorías. Y más lejos aún cualquier vestigio de desprecio a formaciones minoritarias, sean de izquierda o de derecha.

Pero que en la encuesta del CIS aparecida este martes una señora llamada Marian Beitialarrangoitia ocupe un índice de popularidad y aceptación superior al del presidente del Gobierno -que nunca sale muy favorecido en estas fotografías demoscópicas, claro--, muy superior a la de Pablo Iglesias -que se ha convertido en el farolillo rojo de estos sondeos, él reflexionará por qué- y casi igual que la de Albert Rivera, me resulta preocupante.

Porque, salvo excepciones muy honrosas, usted, lo mismo que yo hasta que me puse a buscar el nombre en Wikipedia, probablemente no tenía la menor idea de quién era esa señora, que resulta que es diputada en el Congreso por Bildu y fue, hace seis años, alcaldesa de Hernani.

Bueno, pues sucede que, según la encuesta del CIS, dos mil quinientas respuestas en total en toda España, recolectadas entre el 2 y el 12 de enero pasados, la señora Beitia... de la que los cronistas parlamentarios tampoco guardamos eterna memoria, la verdad, disfruta de un bastante alto índice de popularidad entre los españoles.

Aunque ya se sabe que ningún político, excepto Joan Baldoví y Xavier Doménech, de quienes, sin duda, usted, amable lector, tampoco tendrá en su cabeza sus brillantes trayectorias políticas, es verdaderamente querido y admirado en España. O eso es lo que dice la encuesta.

Bueno, lo que obviamente quiero decir es que seguramente el método empleado por los técnicos -competentísimos, no me cabe duda, ni tengo derecho ni, acaso, conocimientos, para poner su profesionalidad en tela de juicio- del Centro de Investigaciones Sociológicas a la hora de elaborar, con nuestro dinero, esta encuesta, puede ser mejorable. O muy mejorable.

Comenzando por el enunciado de esta lista de popularidad de nuestros políticos, y conste que nada tengo ni contra Baldoví, a quien sí conozco y goza de mis simpatías, ni contra Doménech, a quien ocasionalmente, y lamentablemente poco, también he tratado. Claro que tampoco tomo partido contra los que están a la cola de la tabla, como Rajoy, porque gobernar desgasta, e Iglesias, que se mete en todos los fregados a su alcance, sin duda por voluntad propia y para mayor gozo de su ego.

Lo primero que se me ocurre en relación con esta encuesta del CIS, que tanto ha gustado en el PSOE, que experimenta una muy ligera subida, y tanto ha disgustado en el PP, que registra una ligera bajada dentro de su liderazgo, es que ha sido realizada en el peor momento.

Porque lo que ocurre entre el 2 y el 12 de enero es que la mayoría de los españoles vive en un ambiente vacacional, alejado del seguimiento de la actualidad y centrado, en cambio, en la familia y la gastronomía propia de la época. Turrón, champán, niños fuera del colegio y visita de encuestador/a son cosas que casan poco y mal.

Y, así, por ejemplo, la encuesta deja fuera de la consideración de los consultados el anuncio de Pedro Sánchez de que volverá a concurrir a la secretaría general del PSOE, que perdió. Ni contempla el último clima precongresual entre 'errejonistas' y 'pablistas' (por Errejón, por cierto, la encuesta parece que no pregunta. Ni por Sánchez. Eso es oficialismo y lo demás son gaitas).

En fin, que me parece que, al margen de que los resultados coincidan genéricamente con otros trabajos demoscópicos, la encuesta no vale. Y seguramente nos ha costado un pastón.

No soy un experto, pero sigo estas cosas desde hace tiempo, y ello me autoriza a afirmar, digo yo, que los trabajos del CIS podían hacerse más flexibles en el tiempo -nunca en vacaciones y con el Parlamento cerrado- y mejor organizados en las preguntas. Y entonces, tal vez, Marian Beitialarrangoitia, señora sin duda meritísima, o no esté en la tabla o figure donde debe estar con toda lógica, es decir, por ahí, perdida entre los ignotos.

Porque no es justo que, por ejemplo, yo hoy tenga que estar hablando de ella, con la cantidad de personajes maléficos a los que tendría que estar criticando.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.