Juicio a 'La Manada': consentimiento informado

Me sorprende que decir que la víctima no les dijo que no quería mantener relaciones sexuales pueda validar lo que estos fantoches hicieron.

Sala de Visitas del Palacio de Justicia de Navarra en la que se celebra el juicio contra 'La Manada', presuntos autores de una violación múltiple en los Sanfermines. ALZUGARAY.
Sala de Visitas del Palacio de Justicia de Navarra en la que se celebra el juicio contra 'La Manada', presuntos autores de una violación múltiple en los Sanfermines. ALZUGARAY.

Si “la manada” hubiera leído la Wikipedia sabría que es “el procedimiento mediante el cual se garantiza que el sujeto ha expresado voluntariamente su intención de participar en la investigación, después de haber comprendido la información que se le ha dado, acerca de los objetivos del estudio, los beneficios, las molestias, los posibles riesgos y las alternativas, sus derechos y responsabilidades”

No me atrevería a hablar de leyes ni de su interpretación porque creo que es mejor hablar de lo que uno sabe, y esto se lo dejo a jueces y fiscales. De los recovecos legales que validan uno u otro enfoque, de si dependiendo de matices se entiende una cosa o la contraria. Me parece dificilísima la labor de decidir qué será de la vida de una persona, y hacerlo en base a criterios objetivos, no a impulsos. No podría hacerlo, a estas alturas ya me habría abalanzado sobre el banquillo de los acusados a repartir cabezazos, así que el mayor de los respetos a quien intenta repartir justicia.

Sin embargo ha habido dos cuestiones que me han llamado mucho la atención sobre todo por la relevancia que tienen a la hora de dictar sentencia y por lo que se supone que debilitan el testimonio de la víctima. No pongo presunta porque no me hace falta una condena para definirla así. Me es innecesario que sea considerada como violación esa salvajada. Pero no me quiero dejar llevar, voy al tema.

La primera es que cuando se le preguntó si usaron la violencia al entrar al portal dijo que no; y la segunda es que cuando le preguntaron si les dijo que no quería mantener relaciones sexuales, ella contestó que no. Y como antes de saber lo que iba a pasar no anticipó la negativa, pues se deduce que muestra predisposición. Tócate las narices.

Y aquí es donde me vino a la cabeza el consentimiento informado, que se utiliza muchísimo en el ámbito sociosanitario, y de esto si entiendo algo más. Es la forma de que el paciente, el usuario entienda lo que va a suceder y qué consecuencias tiene; pero es también una vía de escape o de toma de conciencia.

Recuerdo un residente, de los primeros, con un problema de hígado tremendo por un consumo excesivo, en general, toda su vida. El médico le pautó una dieta especial y sin alcohol. Al día siguiente vino a verme y le expliqué las consecuencias de no seguir el tratamiento y me dijo algo así como “usted se cree que yo no sé que me voy a morir, claro que lo sé y le firmo lo que haga falta”. Y no le dije lo que no pasaría, no le expliqué que no podría escalar montañas ni correr maratones, le expliqué que de seguir así moriría pronto. Y lo asumió, sin problemas; él lo asumió y yo entendí lo que significa asumir en forma de mirada.

Por eso me sorprende que decir que no les dijo que no quería mantener relaciones sexuales pueda validar lo que estos fantoches, (no insulto, defino), hicieron después, tanto por lo vacío de la pregunta como por lo perverso del lenguaje.

Parece que le estaban invitando a una noche romántica, lo que pasó esa noche, lo que sabemos que pasó puede llamarse de todo menos relación sexual. Vamos a hacer la prueba a preguntarlo de otra forma, ya que la semana que viene les toca a ellos responder preguntas estaría bien algo así: “¿Informaron a la víctima de que su intención era follársela como animales entre los cinco escondidos en un portal hasta que les pareciera oportuno, dejándola luego tirada y robándole el móvil para dejarla incomunicada?”

¿A que cambia?, ¿a que a ese plan no hubiera dicho que sí? Y si añaden algo así “¿consientes que te grabemos para luego poder fardar delante de nuestros amigos de que te hemos tratado como a un trapo?”

Y el tema de que entrara voluntariamente es exactamente igual. ¿Que por qué se metió con cinco desconocidos en un portal?, pues porque le dio la gana, como resumen. Que estos cinco mierdas (acepción cinco de la RAE, sigo definiendo) no sepan controlar sus braguetas y se pongan a la altura de los perros no es excusa de nada. ¿Le avisaron de sus intenciones antes de entrar?, pues parece que no. Me asquea esa necesidad de demostrar que la mujer no provocó una situación de la que luego no pudo salir. Girémoslo de nuevo, ¿ninguno de los cinco pudo poner cordura y parar?

No sé si el código penal reconocerá esto como una violación, pero sería una vergüenza que puedan no quedar probados suficientemente los hechos y que cinco hombres forzando a una cría borracha de 18 años pueda considerarse como una conducta lógica o justificable por el hecho de haber bebido, o estar en determinadas fiestas.

No nos engañemos. La culpa no es del alcohol, ni de los Sanfermines y mucho menos de la chica. La culpa es de cada uno de estos cinco depravados que decidieron que esta animalada podía ser divertida. Así que ahora a apechugar con lo hecho y a dejar de poner el foco en lo que la víctima hizo o dejó de hacer, que bien poco os importó, desgraciados, cuando la teníais delante.

El cobarde siempre buscando excusas, ojalá que esta vez se encuentre con la justicia.

Te creo, y creo en los milagros, y creo en un mundo mejor para ti y para mí.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.