Opinión / Sabatinas

 Francotiradores de la opinión

Por Fermín Mínguez 13 Enero, 2018 - 9:11

O 'francopinadores' que dice Xavi, alguna vez hemos hablado de ellos, pero estas semanas parece que han regalado escopetas con el caso de Diana Quer, sobre todo en redes sociales.
 

Varias personas observan una exposición sobre fotografías de otras personas
Varias personas observan una exposición sobre fotografías de otras personas

Soy consciente de que decir que no me gustan nada los juicios paralelos cuando voy a opinar desde aquí del más actual puede no tener mucho sentido, pero no es del juicio de lo que quiero hablar, sino precisamente de los juicios paralelos, de esa pasión popular de buscar alrededor de lo importante, de aprovechar cualquier situación para colar nuestro argumento, y esto casi siempre hace que apartemos el foco del delito en sí mismo y se genere una niebla que hace difícil distinguir entre lo que es objetivo y lo que es opinión, o como decía el profesor Quintanilla, diferenciar entre lo que es un hecho y lo que es un juicio de valor.

Preferimos sacrificar lo verdadero con tal de poder soltar la nuestra y enzarzarnos en discusiones contra quien opina lo contrario, mientras que los delincuentes, en este caso el asesino confeso, quedan fuera del foco, y, lo que es peor, su acto diluido.

No sé a ustedes, pero yo no quiero saber ningún detalle de lo que le pasó a Diana Quer, creo que no aporta ningún valor el morbo alrededor del caso. No puedo ni imaginarme el dolor tan inmenso que tiene que ser perder a una hija, mucho más si es de una forma como esta, así que flaco favor hacemos a la familia sacando fotos una y otra vez en televisión, y llenando las tertulias de elucubraciones.

De la misma forma que me parece asqueroso sacar imágenes del animal de su asesino confeso como si fuera una persona normal, sonriendo, buscando a su familia. Por mi parte la única información que quiero saber de esta alimaña son los delitos que se le imputan y la condena que le va a caer. Nada más que esto, ni una publicidad, ni un debate sobre este cabrón. La mayor pena posible para el delito que ha cometido y luego el olvido.

Quizás de esta forma empecemos a enviar el mensaje correcto a todos aquellos que consideran que tienen algún tipo de derecho sobre las mujeres por el hecho de ser hombres, a toda esa panda de valientes que no tienen valor suficiente en su vida diaria y la pagan donde se creen más fuertes. Se os va a condenar y caeréis en el olvido.

Es muy fácil criticar a los medios de comunicación por esto, pero quien consume y quien opina somos nosotros los ciudadanos, los comentarios que estas semanas se han volcado han sido de personas reales, ciudadanos de a pie como usted y como yo, que no hacen sino alimentar este monstruo. Si esperamos que la solución a los asesinatos de mujeres venga del cielo nos equivocamos, pero me da la impresión que somos más de manifestación y performance que de arremangarnos e implicarnos, somos muy de pancarta de siete a diez pero poco de sostener un cambio veinticuatro horas.

He leído en redes sociales que a ver qué hacía una chica de dieciocho años a las dos de la mañana sola con un pantalón tan corto, que luego pasa lo que pasa. Hay que ser miserable para plantear esto, hay que ser un infeliz para intentar justificar que un desalmado pueda matar a una mujer joven y esconderla durante un año. Hasta donde yo sé llevar pantalón corto no es delito, y de lo único que se le podría responsabilizar es de coger un resfriado, o de que un animal salvaje le hubiera hecho algo.

Y eso fue lo que pasó, que se encontró con un animal, un mamarracho que se la llevó por delante, que la mató y la escondió. Y eso sí que es delito, y grave, este desecho humano tendrá que responder por ello. Sólo faltaba que una persona mayor de edad no pudiera disfrutar de su tiempo como le plazca, pero es más, si hubiera llevado a cabo una conducta inapropiada se le denuncia por escándalo público y punto, pero no queramos justificar a un asesino desde un puritanismo rancio que sigue intentando poner al mismo nivel a víctimas y verdugos.

Asumir esto sería asumir que como varón no tengo control sobre mis impulsos y que si hay una situación que me provoque, estaré habilitado a hacer lo que me brote en sentido literal, y miren por ahí no paso. No entiendo por qué esta fijación en cargar culpas y responsabilidades en las mujeres, o en aprovechar situaciones para mezclar temas. Que no, que a estos cobardes de mierda no se les puede dar ni media justificación. Pero el riesgo no es pasear entre hombres, sino pasear entre animales, la mayoría no somos como este desgraciado.

Otra campaña en redes sociales decía que este malnacido estaba en la calle cuando era sospechoso mientras otras personas están en prisión por delitos menores o todavía por demostrar. No voy a entrar en el debate porque sería caer en mi propia crítica, pero si este despojo estaba en la calle era porque tenía una coartada perfecta que lo descartaba como culpable, así que si defendemos que tendría que estar detenido estaremos defendiendo ese  mismo estado de control policial del que estamos huyendo.

Por favor, no le demos la ventaja a estos perfiles salvajes de equipararse a cualquier otro tipo de situación. Si hay situaciones que creen injustas, peléenlas con toda la fuerza que sean capaces, pero no las justifiquen con esta lacra. Todo asesino tiene que ser responsable del acto que comete, compararlo o justificarlo desde cualquier postura no hará sino darle una vía de escape y por tanto de seguir haciendo daño a su víctima.

Está muy bien que se nos llene la boca con soflamas de defensa de las mujeres, que escribamos en letras lilas, que llevemos chapas y lazos, pero el cambio de verdad vendrá cuando dejemos de justificar estas situaciones, cuando no demos aire a estos comentarios llenos de rencor, no cuando los rebatamos sino cuando no les dejemos espacio a todos esos adictos a la infelicidad que no hacen sino sembrar rencores y dudas.

Y sobre todo cuando empecemos a tomar medidas efectivas que promuevan un cambio de raíz. Que quizás es una tontería lo que les voy a preguntar, y ya me gustaría que me respondieran, pero entendiendo que la mayoría de ustedes entienden como algo lógico la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y están en contra de cualquier tipo de discriminación, ¿cómo se han distribuido las tareas propias de las reuniones familiares estas pasadas navidades?

Se acordarán porque hace bien poco que han pasado, ¿ha sido de forma equitativa? Me refiero a preparar mesas, cocinar, servir, recoger, hacer compras, gestionar vacaciones de los niños quien los tenga, etc. Que estoy seguro que se han compartido y hemos enseñado a las nuevas generaciones que aquí nadie es servidor de nadie, ¿verdad? Porque si no todas las manifestaciones que queramos hacer no van a servir para nada. El ejemplo educa más.

Rechazo y vacío a los culpables, apoyo a las víctimas y mucho esfuerzo en formación de las nuevas generaciones. Y menos red social y opinión libre, incluso menos artículos como este, que los problemas los resolvemos las personas de verdad en nuestro día a día.

Habrá que salir de aquí ya. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
 Francotiradores de la opinión