La tardía rectificación de los sindicatos de la Policía Foral que impulsaron la nueva ley

La consejera Beaumont está evidenciando una notable incapacidad para gestionar el rechazo mayoritario a la ley de policías de Navarra.

Por motivos puramente partidistas, con la única intención de erosionar al Gobierno de Barcina, la pasada legislatura el Parlamento foral aprobó una ley de policías que sus propios impulsores, los sindicatos ELA, CC OO y UGT, quieren ahora modificar a solo dos días de la entrada en vigor de las nuevas condiciones salariales. ¡A buenas horas!

La ley de policías, por de pronto, ha fracturado la Policía Foral, en donde las tensiones entre los detractores de la norma –los sindicatos mayoritarios– y los partidarios –la minoría sindical– es palpable en el cuerpo policial autonómico.

La ley, además, resulta manifiestamente ineficaz, como pusieron de manifiesto los 30 mandos de la Policía Foral que dimitieron a principios de este mes por su desacuerdo con la misma.

El PSN, junto con los sindicatos ELA, CC OO, UGT y AFAPNA, impulsó una ley que fue aprobada en el Parlamento con el apoyo de Bildu, Aralar e I-E. UPN y PP votaron en contra, mientras Geroa Bai se abstuvo.

La consejera de Interior, María José Beaumont, nombrada a instancias de Bildu, está evidenciando una notable ineptitud e incapacidad para gestionar el rechazo mayoritario a esta ley, que en la práctica va ser de imposible cumplimiento en determinadas áreas, como la unidad de intervención, la policía judicial o el servicio de escoltas.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.