Rajoy garantiza la derrota absoluta del golpe a la democracia

El Gobierno, que primero ha optado por las impugnaciones ante el Constitucional, augura que no habrá referéndum de autodeterminación en Cataluña.

El expresidente catalán, Artur Mas (de espaldas), saluda a Carles Puigdemont,en el pleno del Parlament. EFE
El expresidente catalán, Artur Mas (de espaldas), saluda a Carles Puigdemont,en el pleno del Parlament. EFE

Mariano Rajoy empeñó este jueves su palabra: “No habrá referéndum de autodeterminación, porque supone privar al conjunto de los españoles del derecho a decidir su futuro”. En su comparecencia, el presidente del Gobierno respondió al desafío secesionista catalán de forma contundente: “Lo que no es legal no es democrático”.

El miércoles, el independentismo catalán consumó su desafío a la democracia española y aprobó en el Parlament la ley del referéndum. Ante esta ruptura unilateral e ilegal, el Gobierno, de momento, ha optado por la vía legal, por impugnar estos acuerdos ante el Tribunal Constitucional.

Pero Rajoy ha advertido, no obstante, de que no le temblará el pulso para adoptar respuestas más severas. “Nadie, nadie, va a vacilar a la hora de cumplir con su deber. La democracia responderá, no tengan la menor duda. Lo hará con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad”, recalcó el presidente del Gobierno.

Rajoy defendió la respuesta serena, pero firme y eficaz, que está ofreciendo su Gobierno al desafío independentista, pero advirtió de que está abierto a otras decisiones más drásticas: “Soy muy consciente de lo que está en juego. Sé lo que se espera de mí y sé cuáles son mis obligaciones, y les puedo asegurar que no he dedicado tantos años a mi país y al interés general como para permitir ahora que se pueda liquidar de un plumazo nuestro modelo de convivencia. Eso no va a suceder y haré todo lo necesario, sin renunciar a nada, para evitarlo”.

Paralelamente, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, anunció este jueves la intención de querellarse contra los miembros de la Mesa del Parlament que permitieron tramitar la ley del referéndum, así como contra Carles Puigdemont y el resto de su Ejecutivo al ser las actuaciones llevadas a cabo indiciariamente constitutivas de los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos al menos". Los dos primeros delitos conllevan sólo inhabilitación, pero la malversación acarrea penas de cárcel.

En suma, a la espera de las resoluciones del Tribunal Constitucional, se han activado todos los resortes del estado de derecho –incluidas las investigaciones de los cuerpos policiales sobre todas las actuaciones tendentes a impedir la celebración del referéndum ilegal– para frenar este golpe a la democracia que pretende perpetrar el secesionista catalán y que como auguró el presidente Rajoy, que cuenta con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, está abocado al fracaso.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.