La justicia avala la imposición del euskera y la expulsión de las familias de castellano en Pamplona

Según la sentencia, los niños de castellano perjudicados pueden ser expulsados o estudiar en euskera si no se les aleja de sus familias. 

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha avalado la imposición del euskera por parte de Bildu en las escuelas infantiles de Pamplona con el pobre argumento de que, una vez cometida la fechoría, habría ahora más familias perjudicadas que las inicialmente afectadas. Además, la sentencia señala que mientras no se les aparte de sus familias, los niños pueden estudiar en euskera, idioma que sus padres no han escogido para ellos. 

La resolución, de una pobreza jurídica preocupante, sentencia que frente a los intereses de los afectados —“aproximadamente una cuarta parte de las plazas”— son mayores ahora los “perjuicios” que para el interés general del resto de perjudicados supone la suspensión cautelar, “que obligaría a repetir el proceso de inscripción y matriculación para toda Pamplona”.

Es decir, el TSJN reconoce que es legítimo pisotear los derechos de más de 100 familias y que, una vez expulsadas de sus plazas de los colegios, no es necesario restituirles porque las nuevas familias se verían, a su vez, afectadas en su supuesto derecho a ocupar las plazas de los pisoteados.

El punto kafkiano de la sentencia se desprende al señalar que los niños expulsados por Bildu de sus escuelas y principales perjudicados deben, por tanto, reconocer el derecho de otras familias a ocupar sus plazas para no perjudicarles a ellos ahora.

La sentencia ofrece datos preocupantes sobre si sus señorías han entendido el proceso de matriculación y genera honda preocupación social al ningunear a los niños, a los que considera que se puede apartar de su núcleo educativo de forma arbitaria al señalar que son muy pequeños y no van a enterarse de lo ocurrido mientras no se les aleje de su núcleo familiar.

En cualquier caso, la justicia y las sentencias deben cumplirse y respetarse.

Bildu ya tiene el camino libre para continuar con la imposición del euskera en Pamplona y expulsar en los próximos cursos a todas las familias que, en libertad, quisieran estudiar en castellano o en inglés. 

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.