La imposible alianza del cuatripartito para las elecciones del 26-J

A Pablo Iglesias no le interesa que Podemos se coligue con Bildu, el partido que nunca ha condenado el terrorismo de ETA
 

Geroa Bai y EH Bildu quieren conseguir el 26 de junio a costa de Podemos el escaño en el Congreso de los Diputados que fueron incapaces de obtener el 20 de diciembre tras el sonoro bofetón de la ciudadanía navarra a sus políticas nacionalistas, sectarias y excluyentes. De forma mendicante, los nacionalistas vascos plantean una alianza contra natura que contra probabilidad será rechazada por Pablo Iglesias e Izquierda-Ezquerra.

Por mucho que Iglesias coquetee con el mundo abertzale, por mucho que piropee a Otegi, por mucho que plantee él inexistente derecho a decidir, si algo no le conviene a Podemos es coligarse con el partido que jamás ha condenado el terrorismo de ETA. Laura Pérez deja la negativa final en manos de la dirección nacional porque de esta forma evita visualizar su rechazo en Navarra.

Bastante significativo resulta ya que los nacionalistas supuestamente moderados de la formación de Uxue Barkos se plieguen a los dictados Bildu, de los herederos de Batasuna. Con esta alianza, Geroa Bai se ha echado a sí misma la soga al cuello y abandona la pretendida transversalidad política que tan buenos réditos electorales le dio en el pasado. La fagocitación de Geroa Bai por parte de Bildu. El abrazo del oso.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.