Un homenaje que equipara a las víctimas de ETA con los terroristas

El Gobierno de Uxue Barkos se pliega ante Bildu en un acto que pretende blanquear el terrorismo etarra comparando todo tipo de víctimas.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez y el presidente de la Federación de Municipios y Concejos, Pablo Azcona ((i) durante el homenaje a víctimas de 'violencia política'. EFE/Villar López
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez y el presidente de la Federación de Municipios y Concejos, Pablo Azcona ((i) durante el homenaje a víctimas de 'violencia política'. EFE/Villar López

El Gobierno de Uxue Barkos consumó este sábado el homenaje que equipara a las víctimas de ETA con terroristas como Mikel Castillo, integrante de esa banda abertzale, y José Miguel Etxeberria, 'Naparra', líder de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, un grupo terrorista igualmente vinculado al nacionalismo vasco que en 1980 asesinó a 9 personas.
Organizado con escasa transparencia informativa por parte el Gobierno, que ocultó durante los días previos tanto la lista de homenajeados como la de las familias de víctimas invitadas, con este acto ha pretendido blanquear la historia negra del terrorismo nacionalista vasco.

Con este objetivo, los promotores del evento, impulsado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezquerra (I-E), han mezclado en el homenaje a todo tipo de víctimas, tanto a las asesinadas por grupos ultras como a las fallecidas a manos, supuestamente de funcionarios públicos, un eufemismo para no decir de policías.

Desde este periódico rechazamos todo tipo de violencia, sea de miembros de extrema derecha o de nacionalistas vascos, pero no por ello vamos a caer en la trampa de poner a la misma altura a los terroristas de ETA con la policía, tal y como ha hecho el Gobierno de Barkos a imagen y semejanza de la propaganda impulsada históricamente por Batasuna y sus organizaciones satélites, presentes en el acto del sábado pero que jamás han condenado los asesinatos de ETA.

En su afán por blanquear el pasado, por reescribir la historia de esos años, la izquierda abertzale –ahora bajo la marca de Bildu– ha logrado atraer a sus fines no solo a otras fuerzas nacionalistas como Geroa Bai (en cuyo seno está el PNV), sino a partidos que supuestamente se aparecían como no nacionalistas como Podemos e I-E, que actúan como correa de transmisión de las consignas, de los mantras abertzales.

La historia de la violencia en Navarra no ha sido una guerra entre dos extremos, entre dos bandos, los nacionalistas y los no nacionalistas. La historia del terrorismo en Navarra son los más de 400 atentados, 42 de ellos mortales, en casi cincuenta años de terrorismo de ETA. El mismo que ahora Barkos y su gobierno amparan ahora con estos homenajes. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.