El Gobierno de Barkos pospone la imposición de la ikurriña por electoralismo

Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra aparcan al otoño la reforma de la ley de símbolos para no sufrir desgaste en las elecciones del 26-J.

Si durante las últimas campañas electorales las distintas formaciones lideradas por Uxue Barkos ocultaban las ikurriñas en Navarra para que no les restara votos, en esta ocasión el Gobierno del cuatripartito ha decidido posponer la tramitación de la ley de símbolos –que posibilitará la colocación de la enseña de la Comunidad Autónoma Vasca en las instituciones de la Comunidad foral– por motivos estrictamente electoralistas.

Los nacionalistas, y separatistas vascos son unos expertos en el arte del camuflaje identitario. Por arte de birlibirloque, las ikurriñas desaparecen de los actos y mítines electorales, para posteriormente aparecer inmediatamente terminada la contienda.

De igual forma, Podemos e Izquierda-Ezquerra –Unidos Podemos– se apuntan también al doble juego. En el Parlamento de Navarra se postularon junto con Geroa Bai y EH Bildu a favor de una nueva ley que posibilite la presencia de la ikurriña, pero ahora abogan por posponer la tramitación de la ley por mero cálculo electoral.

Una ambigüedad calculada que no debería llevar a engaño a sus electores no nacionalistas, puesto que a la hora de la verdad, cuando se quiera promulgar la nueva ley, se mostrará, una vez más, genuflexo con el separatismo vasco.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.