El Estado frena la rebelión independentista

Con la aplicación del artículo 155, el Gobierno va a restaurar cuanto antes la legalidad en Cataluña garantizando los derechos y libertades de todos los ciudadanos.

Manifestación en Barcelona tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña.
Manifestación en Barcelona tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

Mariano Rajoy reaccionó ayer con firmeza, contundencia y audacia a la consumación de la rebelión independentista. Tras la aprobación del artículo 155 de la Constitución en el Senado con el apoyo del PP, PSOE y Ciudadanos, que conllevó la destitución del Gobierno de la Generalidad, Rajoy sorprendió con la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre.

No cabe duda de que se trata de una decisión arriesgada, ya que los comicios se van a celebrar en el marco de una enorme agitación y confrontación social, pero con el adelanto electoral el presidente del Gobierno devuelve a la sociedad catalana la posibilidad de pronunciarse sobre su futuro.

La cita con las urnas, en el marco de la Constitución y el Estatuto, es el mejor antídoto contra el secuestro de las instituciones perpetrado por los mandamases independentistas.

España es una gran nación que no va a ser doblegada por el soberanismo catalán, como tampoco lo fue por el terrorismo etarra. Lo que no consiguió el nacionalismo radical vasco con bombas, tiros en la nuca y secuestros y extorsiones a lo largo de más de cuarenta años no lo va a conseguir el nacionalismo catalán con declaraciones unilaterales.

Tras haber frenado el intento de subvertir el orden constitucional, el presidente del Gobierno y el resto de instituciones del Estado, con el poder judicial y la fiscalía a la cabeza, deben restaurar cuanto antes la legalidad en Cataluña garantizando los derechos y libertades de todos los ciudadanos.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.