Desesperados

Diario de Navarra dedicó un artículo de opinión contra este medio por informar a los lectores de un hecho relevante sobre la violación ocurrida en San Fermín. 

Hace unos días un redactor jefe de Diario de Navarra cargó en las páginas de su periódico contra Navarra.com, al que calificó como “medio de risa” entre menosprecios e insinuaciones de todo tipo.

Vino su artículo a cuenta de la noticia que este medio publicó sobre los cinco supuestos violadores de San Fermín, que enviaron mensajes de WhatsApp a su grupo de amigos presumiendo de lo que habían hecho con la chica.

En la noticia, como falsamente argumenta el redactor jefe, no se aportaban datos nuevos ni escabrosos de la violación, y sí se descubría el nivel de escrúpulos de los detenidos, se confirmaba que los cinco participaron en los hechos (la defensa decía que eran 4) y que sólo una hora después de lo sucedido en un portal de Pamplona contaban ya lo ocurrido como una hazaña.

La información de Navarra.com tuvo importante repercusión por la gravedad de los hechos, no por que se relataran pasajes “pornográficos”, como también falsamente ha denunciado el redactor jefe de Diario de Navarra, sino porque permitía conocer cómo los detenidos se jactaron de la supuesta violación sólo unos minutos después de la tropelía.

Medios como El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia, Público, El Español, La Razón, Eldiario.esEl Confidencial o Deia se hicieron eco de la información y citaron la fuente original.

Desconocemos cuáles son los "medios solventes" que proclama el redactor jefe, o si ese apelativo debe quedar sólo reservado y en exclusiva para Diario de Navarra.

Nadie con un mínimo de sentido informativo puede considerar que la noticia persigue hacer daño a la víctima o la deja desprotegida, argumento casi infantil. Todo lo contrario.

Pocas informaciones pueden explicar mejor a la sociedad la gravedad de lo ocurrido y la importancia que tiene luchar contra la lacra de las agresiones sexuales, convertidas en este caso por los atacantes en algo meritorio y de lo que presumir.

Posiblemente estos mensajes ahora publicados agraven aún más la consideración de los hechos y conciencien también a muchos ciudadanos que han tratado de minusvalorar lo ocurrido con teorías absurdas en las que, esas sí, culpaban casi a la chica de lo sucedido.

Todo ello, sumado al uso de las nuevas tecnologías, en este caso los mensajes de WhatsApp, servirán como confesión de plano de lo que ocurrió en Pamplona en la noche del 7 de julio y que los ciudadanos deben conocer: los cinco hombres que violaron a la chica presumieron inmediatamente después con su grupo de amigos de lo que habían hecho y, desde Sevilla, les jalearon y felicitaron por el éxito.

¿Dónde está la pornografía? ¿Dónde está el morbo del detalle de la violación que se denuncia en el artículo del jefe del Diario?

Apelar al "principio de protección de la víctima", como si se hubiera desvelado su identidad, y defender al mismo tiempo publicar detalles como que "los agresores se animaban y jaleaban entre sí esperando turno" refleja el desatino del artículo, preparado sólo para el insulto y el ataque a este medio por haber hecho bien su trabajo.

UNA SOCIEDAD LIBRE Y MADURA

Resulta sintomática la invectiva desde la dirección del periódico impreso de Diario de Navarra contra este medio, la burda apelación al buen periodismo que se hace “sólo” en papel y el intento de convertir en basura y escoria a los medios digitales con el apelativo del "gratis total", que según ese responsable del periódico buscan únicamente “clics a la desesperada”. 

Como si él hubiera vivido durante tantos años del aire, sino de vender periódicos e insertar publicidad en las páginas del periódico o como si cobrar por las noticias fuera el verdadero garante de la calidad periodística.

Resulta casi cómico leer en boca de algunos que "la labor concienzuda o la relevancia de los datos" queda sólo en sus manos. Difícil encontrar algo más presuntuoso en alguien que no ha firmado una sola noticia en los últimos 15 años.

Desde Navarra.com entendemos que una sociedad libre y madura tiene derecho a informarse sin necesidad de que otros medios cuestionen dónde o con quién, y mucho menos se insulte y se ataque sin fundamento y con mentiras de piernas cortas a otros profesionales por el hecho de aportar información relevante, de este o de cualquier otro caso.

No seremos nosotros quiénes juzguemos el papel informativo de Diario de Navarra, ni sobre las noticias que publica o deja de publicar. Por eso sorprende tanto la bravata del redactor jefe contra este medio.

Resulta también significativo que Diario de Navarra haya tratado de convertir en escándalo una noticia de indudable interés que hace sólo unos años hubiera publicado a toda plana, como bien demostraron durante tiempo grandes directores que tuvo la casa.

Y más sorprendente es que convierta en artículo de opinión una noticia que ha escondido a sus lectores.

Mantendremos firme nuestro compromiso con toda la audiencia, a la que seguiremos informando de cuantas noticias de interés consideremos, desde los WhatsApp de los violadores, pasando por las adjudicaciones del Gobierno de Barkos a su hermano o la falta de control de alcoholemia a una edil de Bildu, noticias todas ellas exclusivas de Navarra.com, periódico digital que Diario de Navarra considera "un medio de risa”, tal y como ha publicado el redactor jefe con el visto bueno de su directora.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.