Cientos de navarros arropan a la Guardia Civil, mientras Bildu reclama su marcha

La equidistancia ante el linchamiento de Alsasua solo contribuye a dar cobijo y amparo a los radicales que hostigan a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado
 

Mientras que anoche cientos de personas se concentraban ante la Comandancia de Pamplona para arropar y apoyar a los dos guardias civiles y a sus parejas linchados en la madrugada del sábado en Alsasua, por la mañana el portavoz de EH Bildu en el Parlamento foral, Adolfo Araiz, no solo se negaba a condenar la brutal paliza, sino que situaba los hechos en una pelea nocturna y volvía a reclamar la salida del instituto armado de Navarra.

Al igual que en los años de plomo del terrorismo etarra, la formación radical abertzale, ahora Bildu –liderada por Sortu–, y antes Batasuna y sus múltiples marcas, equiparan a las víctimas con los verdugos, amparan a los agresores y cuestionan la veracidad de los hechos. En breve aducirán que fueron los guardias civiles, acompañados por sus parejas, quienes provocaron al medio centenar de radicales que los apalearon.

La ignominia y la indignidad no tienen límites. Y la equidistancia ante los acontecimientos solo contribuye a dar cobijo y amparo a los radicales que hostigan a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Los servidores públicos se retratan con sus condenas y muestras de rechazo y repulsa, pero también con sus dudas y sus silencios cómplices.

Al respecto, resulta sintomático que la consejera de Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, máxima responsable de la Policía Foral, haya sido incapaz de sumarse a la condena, al apoyo sin ambages a la Guardia Civil y, en cambio, haya eludido la cuestión hablando de versiones contradictorias. Claro que esta postura sorprende menos, o no sorprende nada, si recordamos que fue nombrada por Uxue Barkos a propuesta de Adolfo Araiz.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.