Barkos fracasa en su intento de amordazar a NAVARRA.COM

La querella archivada de Barkos obedece a una campaña de desprestigio y amedrentamiento a uno de los pocos medios críticos con su gestión.

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS
Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha fracasado rotundamente en su segundo intento por amordazar a este periódico y, más concretamente, a su director. En su empecinamiento por intentar criminalizar la libertad de información, la mandamás abertzale se ha vuelto a llevar otro coscorrón jurídico. Suma y sigue. 

La Audiencia de Navarra ha archivado definitivamente la querella interpuesta por injurias y calumnias al considerar que la información publicada por este periódico sobre las dietas percibidas por Barkos en su época de concejal "se contrastó con informes de distintas instituciones y organismos" y resultó ser "veraz". 

La querella de Barkos obedece a una campaña de desprestigio y amedrentamiento a uno de los pocos medios críticos en Navarra con su gestión actual y pasada. La presidenta del Gobierno pretendía sentar en el banquillo de los acusados a un periodista por el mero hecho de informar detalladamente de todas las acciones judiciales presentadas contra ella por el cobro de dietas supuestamente irregulares, un asunto que aún no está archivado definitivamente puesto que la asociación Justitia et Veritas recurrió ante el propio Tribunal de Cuentas la desestimación de la demanda por responsabilidad contable.

Es en este contexto de persecución al disidente en el que hay que enmarcar el hecho de que el Gobierno de Barkos ningunee a NAVARRA.COM, el medio de comunicación líder en Navarra según los datos de audiencia facilitados tanto por OJD como por ComScore, en el reparto de la publicidad institucional.

No es de extrañar, por tanto, que en los dos años de vida de este periódico no haya recibido ni un solo euro en publicidad institucional ni desde el Ejecutivo foral comandado por Geroa Bai ni desde el Ayuntamiento de Pamplona gobernado por EH Bildu, mientras los medios afines se llenan los bolsillos con dinero público y sin informes técnicos que avalen estas decisiones arbitrarias y a dedo. Una evidente competencia desleal para facilitar la manipulación informativa de los afines al nacionalismo. 

Pero ni siquiera esta arbitraria marginación sectaria por motivos ideológicos y políticos logrará silenciar a este periódico en su afán por denunciar los abusos y desmanes del poder.

Los tribunales también dictarán sentencia sobre el uso de los recursos públicos para favorecer a los medios de sus amigos dentro de este gobierno totalitario que enarbola la bandera del sectarismo como enseña de su manera de ejercer el poder. 

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.