Trump, "un zasca!" mundial

El caso Trump es la prueba fehaciente de que las personas son altamente sugestionables, que las minorías ilustradas prefieren callar a enfrentar a la agresiva marabunta de la corrección política y que otros muchísimos se suben a la ola con tal de conseguir un aplauso fácil, pero que es relativamente sencillo romper ese círculo vicioso.

Donald Trump
Donald Trump

Cuando al principio de la campaña, recuerdo que ciertos autores apuntaban al liderazgo de Trump como una consecuencia del show y aseguraban que cuando se pusiera seria la cosa (tercera ronda más o menos) Trump no pasaría porque era un "freak más" era visible que no consideraron que la cultura del país cree en la extravagancia como progreso de John Stuart Mill.

Ahora una mayoría de ¿opinadores? han quedado en evidencia y alguno que otro está recuperándose de la humillación -recordemos esa famosa gala donde el presentador y Obama se rieron de una imaginaria, por aquel entonces, candidatura de Trump, con Trump entre el público- empezamos a tener una foto algo más completa de lo que será un gobierno de Trump.

La realidad sorprende ahora a más de uno, con el hermano de Obama, Malik, reconociéndose votante de Trump y además pidiéndole que no sea como su hermano en público, y no sólo eso, si no que está encantadísimo con el meme de pepe suyo que en campaña intentaron asociar al racismo.

Sobre las tendencias racistas y xenófobas de Trump hay mucho de qué hablar, nada bueno de quien difunde esos bulos, tanto por la mala intención como por la demostrada ignorancia, pues la mayoría del voto negro y latino lo acaparó el hombre que nos atañe, el del "Zasca!" más grande de la historia. Tema que se explica con sólo un acrónimo NAFTA.

La (aquí no tan) famosa North American Free Trade Agreement, creada con un único fin, abrir el poderoso sector servicios americano al mercado mejicano y poner fin así a la fuga de población mejicana hacia Estados Unidos para ayudar al país a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Porque recordemos que Canadá y Estados Unidos ya gozaban del TLC y lo sustituyeron. Y es por ello, algo que el progresismo parece ignorar, que Peña Nieto se reunió con Trump, que Trump reclamaba construir un muro en la frontera de Méjico y que ambos dos ya están en negociaciones para construirlo (y pagarlo) porque de lo que se está hablando es de los inmigrantes ilegales, no de los legales, los cuales, dicho de paso, repudian a los inmigrantes.

El futuro 45 presidente de América es muchas cosas buenas y muchas malas, pero ha tenido la virtud de hablar con sinceridad y ha sido premiado por ello, a los afroamericanos les habló sin tapujos, les dijo que ya no tenían nada que perder y le creyeron porque es cierto, a la par que a la prensa le dejó en evidencia por utilizar sólo a mujeres guapas como un reclamo y les dolió porque es cierto.

Mientras que Hilary, como secretaria de estado extorsionó y saboteó a las comunidades no afines a ella, mintió a sus votantes y por lo rescatado de la felicitación de Marian Betialarrangoitia, también colaboró con Bildu pese a sus vinculaciones con el grupo terrorista ETA.

Habrá que revisar los 800.000 correos que negligentemente Hilary escribió desde su cuenta personal para saber de qué colaboraciones están hablando.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.