¿Por qué hay tanto bellaco suelto?

A la pregunta suspicaz de que ideología tengo, suelo responder que más que ideología tengo biblioteca.

Uno de esos libros de mi biblioteca es el Quijote -libro al que recurro asiduamente- y hay una frase que me viene a la cabeza con situaciones como las de Alsasua:

"-Sois un grandísimo bellaco -dijo a esta sazón don Quijote-, y vos sois el vacío y el menguado; que yo estoy más lleno que jamás lo estuvo la muy hideputa puta que os parió."

Y hablando de lo sucedido en Alsasua, no está demás repartir culpas, porque no sólo los cobardes agresores son culpables de pegar a dos mujeres y dejar a un funcionario cojo por el único delito de ser Guardia Civil.

La primera culpa, la más grande, la tienen la infame presidenta Uxue Barcos y el candidato triplemente rechazado de Geroa Bai en las urnas Koldo Martinez. Uxue por valorar una bandera por encima de las personas y dar la espalda a todos los actos de la Guardia Civil, afianzando las creencias de los agresores. El segundo por declarar que ETA y él compartían el anhelo de echar a la Guardia Civil de España -de la que es parte Navarra- envalentonando a los agresores con un expreso beneplácito institucional. Del estafermo de Baraibar, mejor ni hablemos.

Otros que también tienen la culpa, son los que supuestamente defienden las ideas de los agredidos, UPN y PP, que jamás han prestado apoyo ni han sacado la cara a los suyos cuando ha habido un conflicto, dando como resultado que la gente prefiera mirar hacia otro lado a defenderse.

Plantéense que pasaría si a un grupo de chicos les increpan por llevar una bandera de España o gritar ¡Navarra es España! y eso termina en pelea, si alguno apostase a que algún cargo de UPN o PP iba a defender a esos chavales como lo hace Bildu con los suyos, muy seguramente perdería la apuesta y el Quijote le respondería "¡Oh hideputa bellaco, y cómo sois desagradecido: que os veis levantado del polvo de la tierra a ser señor de titulo, y correspondéis a tan buena obra con decir mal de quien os la hizo!"

Otro que tal baila, Mariano Rajoy, que como presidente en funciones y futuro presidente de España aseguró que no quedaría impune esta agresión a sabiendas que quien llevará el caso será la policía foral, en manos de Bildu, tomándonos a todos por imbéciles.

Los cuerpos de seguridad y justicia -Guardia Civil inclusive- también tienen su parte de culpa, porque de siempre han tratado los delitos de forma diferente dependiendo del sector del que viniese el delito, dando como consecuencia que la extrema izquierda campe a sus anchas y extienda su corrupta semilla moral.

Por supuesto, con Bildu no voy a perder ni un sólo minuto de mi vida, si acaso les dedicaré esta elocuente frase del Quijote "Y que miente como un hideputa y mal nacido; y esto le haré conocer con mi espada, donde más largamente se contiene."

Hay que plantearse seriamente a donde se quiere guiar la sociedad, porque estos actos jamás desaparecerán, como en el pasado y desde el comienzo de la humanidad, en el futuro se vivirán idénticas situaciones bajo nombres diferentes. Pero claro, para eso hay que defender unas ideas y luchar por ellas, algo que los políticos del supuesto centro derecha jamás harán por no arriesgarse a destacar más de la cuenta y perder su cómodo sillón.

Y mientras todo esto se plantea y se decide, miles de personas viven en la misma situación que estos cuatro chavales, abandonados a su suerte y utilizados momentáneamente como rédito político -indiferentemente de la ideología-.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.