Podemos y PP: comparaciones odiosas

La soberbia de Uxue sólo es superada por la de Pablo Iglesias, ni juntando el resto de los infinitos cargos políticos que parasitan el sistema público español conseguirían igualarles.

Mariano Rajoy y Pablo Iglesias durante sus respectivos congresos del PP y Podemos
Mariano Rajoy y Pablo Iglesias durante sus respectivos congresos del PP y Podemos

El problema de estas actitudes es que te permites hacer cosas que se transforman, tiempo después, en un bofetón público. Y ese es el caso del congreso de Podemos, Pablito quiso clavar un clavito al Partido Popular pero resulta que ha sido a él a quien se la han clavado, pero bien.

Empecemos por el principio, el sitio, Podemos en una plaza de toros como si la cosa animalista no fuese con ellos, se ve que lo de Equo en las elecciones fue más cosa del rascar votos que de convicciones, aunque les haré una concesión, la ubicación del congreso del PP, alejado de metros y autobuses, un restaurante de 20€ el menú y un chino a 5 minutos del lugar tampoco fue para tirar cohetes. Bien, digamos que estamos 0-0

La organización, ya desde antes del día de autos, en Podemos se esforzaron de marear al personal ofertando antes las plazas de autobús que las entradas al coso, consiguiendo que los que tenían plaza para el autobús no la tuvieran para el congreso y viceversa (ahora vete y pídele a alguno que rechace su puesto), en el del Partido Popular, una vez confirmabas asistencia, te mandaban un correo con la acreditación digital y un SMS dándote instrucciones para llegar, aparcar y otras maneras de proceder, totalmente personalizado. Maillo se adelanta y marca de cañete, 1-0.

Una vez entrados en harina, en el Partido Popular todos eran como uno más, Rajoy, Soraya y demás altos cargos paseaban entre los compromisarios e invitados, saludaban, se sacaban fotos... Hasta comían con ellos. Los de la gente aparecían en el escenario cual estrella de rock levantaban el puño... y se escabullían a pegarse entre bambalinas, los militantes de Podemos deben ser "genta" y por eso no se mezclaban entre ellos. Luisa Fernanda Rudi aprovecha el despiste léxico y marca para el equipo azul, 2-0.

Vamos a pasar a los voluntarios, en Podemos, la seguridad eran los propios militantes, desconozco la reflexión que les llevó a tomar semejante absurdez de medida, pero reconozco que tuve que contenerme las ganas de mandar al matón de clase a darles de collejas. Por el contrario, los del Partido Popular organizaron un gracioso PPtv sin apenas recursos pero sobrados de ganas por el cual te podías enterar de todo en todo momento y conocer a personas desconocidas en el panorama nacional pero con un valor enorme. La defensa de Podemos se ve saturada por el espontáneo y Jose Antonio Sanchez aprovecha para peinarle la coleta a Iglesias con un gol por la escuadra, hat-trick pepero.

En cuanto a la calidad de los oyentes, dato curioso es que los errejonistas se situaron en un lado de la plaza y los pablistas en el otro, supongo que por supersticiones, por evitar llegar a las manos entre tanta guerra de proclamas o por si alguno confundía el puño en alto o la V con una peineta. En el congreso de la casta, sorprendentemente todos se hablaban con todos, compromisarios enfrentados con la ejecutiva tomaban voz y voto... Y todo sin problema, ordenados y respetuosos, cada uno en su lugar. 4-0.

En relación con lo anterior, cabe destacar el desplante que le hicieron en Podemos a Juan Moreno Yagüe, el tercer candidato a la secretaría general a quién subieron la música y bajaron el micro para forzar que dejase de hablar y al que finalmente Pablo Iglesias interrumpió para zanjar su discurso. Penalti y gol, 5-0.

Por concluir, lo más hiriente del asunto, las juventudes. Podemos sólo logró reclamar la presencia de 30 de sus jóvenes, algunos tan jóvenes que ni llegaban a la mayoría de edad (los más fáciles de engatusar, supongo) y tan sosos, tan sosos, que no salieron de fiesta ninguno de los dos días ni prepararon actividades para ellos. Por otro lado las Nuevas Generaciones del PP procuraron en todo momento mantener activos a sus muchachos, con actividades de todo tipo, desde el "firma tu bandera" hasta un acto con Mariano Rajoy, organizaron grupos para ir a comer juntos y, lo más importante, la fiesta (que somos jóvenes coño!) un bonito local dentro del retiro, con terraza y copas a doblón para impedir que nadie bebiese más de la cuenta e hiciese alguna tontería. Beatriz Jurado marca un gol por cada joven de Podemos que se arrejuntó a la fiesta de NNGG, 7-0 (que reconociéramos).

Y así señores es cómo termina esta historia, con un Podemos desangrado e incapaz de organizarse a sí mismo y un Partido Popular que ganó en los dos congresos, política y socialmente. Esperemos que en Navarra tomen nota y el inmediato congreso del PPN mantenga el rumbo y la dirección correctas y no cambien lo que a día de hoy está funcionando.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.