La mayor burrada en un parlamento

Creía que ya lo había escuchado todo, Otegi hablando de respeto a las personas o Barkos defendiendo la Constitución para aplicar la transitoria cuarta y atacándola para defender la independencia.

Los parlamentarios de Podemos Ruben Velasco, Carlos Couso, Ainhoa Aznárez, Mikel Buil y Fanny Carrillo en un receso del pleno. MIGUEL OSÉS
Los parlamentarios de Podemos Ruben Velasco, Carlos Couso, Ainhoa Aznárez, Mikel Buil y Fanny Carrillo en un receso del pleno. MIGUEL OSÉS

El PSC haciéndole la zancadilla a un PSOE alineado por una vez con el sentimiento ciudadano y a Enric Millo vendiendo a todo el PP cuál judas en TV3. Pero no, Podemos siempre pone el listón más alto que los demás en lo que se refiere a encefalogramas planos.

El pasado 18 de este mes acudió al parlamento la Asociación de Cazadores de Navarra para comentar lo que se entiende como un problema cinegético gravísimo derivado por la introducción de especies exóticas. Y les pongo en situación porque la cosa se relaciona con las medidas de inacción del cuatripartito.

Resulta que en el momento actual hay un problema grave de especies invasoras que va camino de desembocar en otro caso como el del hongo del cangrejo señal que mata a los cangrejos y anfibios autóctonos. Se trata del cerdolí y de la miasis en los corzos. Les explico uno a uno si les parece (y si no también) para que al final puedan juzgar por si mismos las declaraciones que me llevan a escribir este artículo.

El cerdolí es una especie híbrida que surge de mezclar cerdos con jabalíes, el problema de las especies híbridas es que necesitan de un control muy estricto pues su presencia produce las mayores alteraciones en los ecosistemas. Los híbridos no tienen porque tener grandes adaptaciones al medio y de hecho una especie híbrida no tiene la memoria genética que posee el individuo puro y en la mayoría de los casos terminan extinguidos, pero si el híbrido se adapta al medio por nacer con las ventajas físicas de ambas especies puras se convierte en un depredador que extingue las demás especies autóctonas con las que convive llegando a producir estragos irreversibles.

En el caso concreto del cerdolí es una especie que destroza cosechas enteras, carece de miedo alguno al ser humano por lo que ataca (y es capaz de matar sin esfuerzo) y pasa de parir 3 ó 4 individuos por camada a entre 8 y 12 dando lugar a la superpoblación.

Todos somos conscientes gracias a este medio de los accidentes que hay por atropellos de estos animales en las carreteras pero no somos tan conscientes de que en Aizcurgui un grupo de personas han ocupado un edificio del gobierno y dejan libres a los cerdos que crían dando lugar a cruces entre estas especies. El gobierno de la Barcos y su tolerancia a la ocupación de edificios gubernamentales está creando -de manera consciente- una situación de grave crisis para nuestra fauna autóctona.

Por otro lado tenemos al corzo, un recurso cinegético de primer orden que se ha visto infectado por una mosca, a las que las especies unguladas europeas ya estaban adaptadas pero las nuestras no. Esto en principio se puede considerar parte de la naturaleza, pueden haber coincidido varios rebaños europeos con ibéricos y contagiarse, no vamos a pensar mal aún y señalar a repoblaciones poco estudiadas. Pero si que es una faena grave ya que combinado con otras enfermedades diezman las poblaciones de corzos

Podríamos llegar a investigar una inmunización de nuestras especies unguladas partiendo del genoma de los ungulados europeos pero nos toca dejar trabajar a la selección natural y ver cómo agonizan las poblaciones de corzos (imaginen el sufrimiento de tener la faringe llena de larvas que te comen vivo y no te dejan respirar) hasta que solo queden los individuos resistentes a esta larva, con la consiguiente reducción de población, porque el actual gobierno panvasquista prefiere que ganaderos, cazadores y hasta los mismos corzos hablen euskera batuta. El negocio ideológico por delante de la ciencia.

Pues bien, con todo esto bien explicado por ADECANA en la comisión de desarrollo rural del parlamento, el portavoz de Podemos en la comisión, Ruben Velasco, apela a la dificultad de control del problema cinegético para defender -atentos a la salvajada y cliché podemita- el "modelo de convivencia entre especies sanas y enfermas o híbridas y autóctonas".

Juzguen ustedes mismos.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.