El PSOE en su semana decisiva para gestionar la abstención

Miguel Iceta ha ganado las primarias y se convierte de nuevo en secretario general del PSC. Lo que le espera no es fácil, amarrado a su promesa de votar no a la investidura de Mariano Rajoy. La única ventaja que tiene en este asunto es que la otra candidata, que ha perdido por poco, también está en la misma posición.

El Comité Federal del PSOE se reunirá en Madrid el próximo domingo. La gestora que preside Javier Fernández no llevará ninguna propuesta sobre la posición del partido en la investidura de Mariano Rajoy. El procedimiento será un turno de intervenciones en donde a buen seguro se plantearan mociones para someter a votación. Y lo previsible es que, tras un debate intenso sobre las distintas posiciones, se acabe votando la posición del partido en el acto de investidura de Mariano Rajoy.

En las últimas horas se han conocido algunas encuestas que serán importantes en la votación del Comité Federal. En unas nuevas elecciones, el PSOE quedaría relegado a tercera fuerza y Mariano Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, dispondría de mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado. Si había alguna duda de que el mal menor para el PSOE es la abstención, estos datos las disipan.

Suponiendo, lo que parece probable, que la abstención gane en el Comité del PSOE, está por ver como será el comportamiento de los diputados en la votación del pleno. Hay mayoría clara de diputados a favor de la abstención. Incluso Antonio Hernando, que fue uno de los miembros de la anterior ejecutiva más cercano a Pedro Sánchez, ha modificado su posición y ha sido reforzado por la comisión gestora con su nombramiento como presidente del grupo socialista en el Congreso. Será además él quien defienda la abstención en la tribuna de oradores.

¿Como se comportarán los diputados que siguen apostando por el "no es no"?

Los miembros de la gestora solo tienen una preocupación grave. La posibilidad de que los diputados pertenecientes al PSC voten en bloque contra la investidura de Mariano Rajoy. Se consideraría una falta muy grave, porque además la cuestión que se dirime no afecta exclusivamente a Cataluña, sino a toda España. Si finalmente se produce esa desafección en bloque no se conoce el alcance y las consecuencias disciplinarias que tendrían dentro del grupo y en la relación del PSC con su "partido hermano" el PSOE.

Los esfuerzos de Antonio Hernando se centrarán en su discurso en explicar que la abstención es la posición de mayor responsabilidad para el PSOE. Se evitan las terceras elecciones y el PSOE podrá jugar en el liderazgo de una oposición responsable, reformista y centrada en limitar o derogar las leyes más perjudiciales para los ciudadanos más humildes. Al mismo tiempo, tendrá un importante margen de maniobra en los pactos inevitables para que el nuevo gobierno ejerza sus funciones. Y además, como valor añadido, el PSOE desde su posición de segunda fuerza en el parlamento dispondrá, por muy corta que pudiera ser la próxima legislatura, de un tiempo precioso para su reorganización interna.

Para más adelante quedará analizar las consecuencias que deja esta fractura en el PSOE y la organización del congreso extraordinario que en primarias elija un nuevo secretario general. Pero eso es ya otra historia.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.