Opinión: Pedro Calvo Hernando

Susana y el peso del pasado

Susana no cabía en sí de gozo cuando en Madrid, ante lo más florido de la dirigencia y ex dirigencia socialista, mostraba y explicaba su decisión de concurrir a las primarias.

El triunfo del carcomido

No deja de ser altamente sorprendente que el PP, el partido más carcomido por la corrupción, sin posibilidad de comparación alguna, sea al mismo tiempo y en estos momentos el partido más fuerte, sin esas divisiones internas que atormentan a otros, como PSOE y Podemos. 

El Rey y el diálogo con Cataluña

La cuestión del soberanismo catalán se sitúa en estos momentos entre la torpeza del Gobierno español, su deseo de salir del laberinto, el empecinamiento de los secesionistas y esa voluntad del Rey Felipe VI de ayudar al encuentro de una o unas fórmulas mediante las que el conflicto entre en una etapa clara de solución no traumática. 

Pedro resucita con fuerza

A medida que avanza el nuevo año el devenir político se densifica cada vez más y da la impresión de que los españoles se embarcan con mayor ímpetu en ese movimiento general.

Humildes y temerosos de Dios

Los congresos de los dos principales partidos marcan una raya divisoria, un antes y un después en la política española y una primera gran ocasión para examinar de verdad lo que sucede en este país en el nivel de los poderes y de la pugna por el Poder.

El diálogo como única salida

Contemplar la masa humana que acompañaba a Artur Mas y dos exconsejeras poco antes de comenzar el juicio de Barcelona me parecía algo más, mucho más y distinto, que el "numerito" como calificativo del ministro de Justicia a lo que estaba sucediendo.

Si yo fuese el PP, no me fiaría de Aznar

Si yo fuese el PP, no me fiaría nada del ex presidente Aznar ni de la repetida tesis de que éste descarta la formación de otro partido, por supuesto bastante más a la derecha del que ahora sostiene al Gobierno.

Un futuro diverso y democrático

La última encuesta electoral que he leído es la de Sigma-Dos en "El Mundo" y la encuentro especialmente interesante y muy oportuna en estos días de principios de año.

La vieja y la nueva política

Siempre quedará la duda sobre lo que sucede de verdad entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Cuando se los ve juntos en el Congreso de los Diputados o en actos de su partido es difícil colegir que haya enfrentamiento entre ellos.

Mejora el clima, pero no mucho

La conmemoración del 38º aniversario de la Constitución se encuadra dentro de un clima político interior que mejora solo muy ligeramente según el CIS. 

Los que se van

Muchas veces sucede que los que se van de este mundo ejercen un influjo inusitado en la vida de los pueblos, en ocasiones incluso con mayores dimensiones que los que siguen aquí.

Euskadi: vuelve el entendimiento

Menos mal que a la Gestora y al Gestor no se les ha ocurrido ponerles la zancadilla a los socialistas vascos en el asunto de su pacto de Gobierno con el PNV, aunque tengo la impresión de que se han quedado con ganas de hacerlo. 

Trump, Mariano y quien sea

La sombra del triunfante Donald Trump domina durante todos estos días el panorama mundial, incluido nuestro querido país, hasta el punto de que toda la actualidad política se contempla a través del prisma del vencedor del primer martes después del primer lunes.

¿Dónde están los que se reían de Mariano?

Como le ocurrirá al 90% de los españoles, me sigo preguntando cómo es posible que el PSOE haya acumulado ese caudal de errores y torpezas, algunas descomunales, que le han conducido a la situación que refleja el barómetro del CIS, con ese descenso a los infiernos del partido de no sé quién, pues vaya usted a saber con qué nombres podemos identificar ahora mismo al histórico partido fundado por Pablo Iglesias, el otro, hace ya camino del siglo y medio.

Pronto para ver el futuro, tarde para impedirlo

La Comisión Gestora del PSOE parece que no va a tener ninguna prisa por convocar el esperado Congreso del partido, con la evidente intención de que se diluyan las expectativas de Pedro Sánchez para la recuperación de la secretaría general.

¿Ahora esperanza?

El protagonismo mediático del PSOE en esta etapa produce asombro, y no el asombro de Damasco precisamente.

Preparados por si un castigo bíblico

Evitar las terceras elecciones, que es un hecho positivo, va a tener unos costes que seguramente no van a compensar esa positividad ni mucho menos.