Opinión: Fernando Jauregui

Entonces ¿es Susana frente a Mariano? ¿O con él?

Comprendo que la sensación y los titulares los acaparase el mítin 'susanista' en Madrid, con todo el aparataje tratando de eclipsar a un Pedro Sánchez que creo que ya intuye que no podrá ganar en las primarias de su partido.

Susanismo versus pedrismo (¿y los López?)

López versus Sánchez y ambos frente a Díaz. Nada más español en este país de 'pobres Pepe Pérez', que es como se denominaba popularmente al hombre de la calle, que el combate de estos tres apellidos, tan hispanos, que designan a los tres candidatos, Patxi López, Pedro Sánchez y Susana Díaz, para hacerse con el control nada menos que del Partido Socialista.

La corrupción no se puede parcelar por siglas, ni por territorios

Me parece preocupante que la corrupción se fragmente: ¿hubo más en el Madrid de Bárcenas y Granados, o en la Valencia del bigotes, en la Andalucía de los ERE, en las Baleares de Munar o, claro, en la Cataluña del tres --o cuatro-- por ciento para Convergencia?.

Murciagate, Montullgate... ¡Trumpgate! Pues vaya...

Nunca, casi ni en los tiempos de Nixon, había uno oído citar tanto la palabra 'Watergate'. Ahora, el 'gate' se aplica a casi todo: el Murciagate, el Montullgate, que particulariza esta semana todo lo relacionado con ese gran Cataluñagate...

Salvar a los hijos, ya que no salvan la cara

Está claro que lo de Cataluña necesita algo más que un mini-pacto 'a la murciana' para sanear lo que parece que ha sido, y quizá es, una enorme corrupción que se sustenta en lo político pero que afecta a una parte muy amplia de la sociedad.

¿Cataluña? Ah, sí; ¿qué tal Messi?

Me despido, mientras redacto estas líneas, de Israel, donde he pasado unos días de sobrecarga informativa; colegas, catedráticos y políticos me han explicado lo que va ocurriendo en el Estado más peculiar del mundo y uno, hasta donde se le alcanza, ha tenido que diseccionar algunas de las cosas que ocurren en España, que, en cuanto a complejidades, tampoco es un país que se quede atrás, precisamente.

Conversación con el 'optimismo rajoyano'

Junto con un compañero, con el que cada día comparto unos minutos radiofónicos, tuve la oportunidad de mantener este fin de semana una larga conversación con un miembro del Gobierno que en estos momentos desempeña una de las más importantes funciones en conexión estrecha con La Moncloa y el equipo económico.

El exiliado

Comprendería bien que muchos lectores, asomados al abismo de las decisiones e indecisiones que afectan al ámbito de nuestra justicia, confesasen que no entienden gran cosa de lo que está pasando.

Mirando hacia atrás sin (demasiada) ira...

Se me ocurrió este comentario al asomarme ayer a la ventana y comprobar que al almendro que desde ella se contempla empiezan a brotarle las hojas, como un anuncio prematuro de la primavera.

Quedan motivos, tras la sentencia, para el optimismo

Ahora solo falta, nos vino a decir el que fuera juez instructor de la 'causa del siglo', el veredicto de la ciudadanía: cuánto desgaste han sufrido la Justicia y la forma monárquica del Estado con el lance Cristina-Urdangarín.

Urge: se busca alternativa a Rajoy

Pablo Iglesias ha comprobado algo que, tras la asamblea de Vistalegre II, resulta innegable: la mayoría de los cinco millones que un día obtuvo Podemos es un voto de la izquierda 'dura', que no busca componendas ni aproximaciones a lo establecido.

Mariano y Pablo, condenados, claro está, a no entenderse

Los dos, Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, salieron reforzados de sus respectivos congresos; bueno, en realidad, Mariano Rajoy no necesitaba grandes refuerzos. Iglesias sí tenía que demostrar que 'las bases' estaban tras él y no apoyando a Iñigo Errejón.

Las tres Españas y la cuarta que está fuera

La crónica política de este sábado, fuertemente lluvioso en Madrid, era algo agobiante: hacia mediodía, en la Caja Mágica, donde el PP celebra su congreso, se rumoreaba que Rajoy podría abrir su boca silenciosa y decir algo, unas migajas de declaración antes de su discurso triunfal(ista) este domingo.

Marian Beitia... ¿qué?

Lejos de mi ánimo la falta de respeto a las minorías. Y más lejos aún cualquier vestigio de desprecio a formaciones minoritarias, sean de izquierda o de derecha.

Tras cursar estudios de Derecho y Periodismo en Madrid, se incorpora al mundo de la comunicación, primero en Europa Press. En años sucesivos desarrolla una prolongada carrera como columnista en distintos periódicos de tirada nacional: Informaciones, Diario 16 (1975-1982), El País (1982-1989), El Periódico, El Independiente (1989), Ya y el El Correo. En la actualidad escribe en el diario El Mundo y en la Agencia Colpisa, labor que compagina con la dirección de la revista Más-Más y la edición y dirección del diario digital Diariocritico.com.