Opinión / In foro domestico

Andrea fue asesinada pese a los 200 millones

Por Ángel Luis Fortún Moral 31 Diciembre, 2017 - 8:20

¿Cuántas veces ha salido en prensa la noticia de ese acuerdo unánimemente estatal de medidas contra la violencia? Un montón de medidas y de millones.

Una mujer se protege de una agresión.
Una mujer se protege de una agresión.

En su vigésimo cumpleaños todo apunta a que Andrea fue asesinada. A pesar de la denuncia. A pesar de las medidas de protección. A pesar del lucidico Pacto de Estado. A pesar de casi quince años de legislar, cada vez más con más dureza, delitos contra la mujer.

Doscientos millones, dicen. Pero si con dinero se arregla ¿por qué no ponen quinientos? O mil. Total, sólo es cuestión de cifras. A ver si va a ser eso. A ver si va a ser que las políticas se reducen a cifras y da igual las personas con nombres y apellidos.

¿Cuántas veces ha salido en prensa la noticia de ese acuerdo unánimemente estatal de medidas contra la violencia? Un montón de medidas y de millones. Hoy, a todo correr, doscientos millones justo en el momento en que la prensa sentencia que Andrea pudo ser asesinada a pesar del sistema.

¿El asesinato de Andrea es consecuencia del sistema? Una pareja que se estrella... juntos… Como en ese ideal de Romeo y Julieta, suicidio por pasión. Esa máxima, amor o desgracia, amor o muerte, amor o nada, que sigue impregnando nuestro subconsciente colectivo, aparece en las amenazas del asesino de Andrea. Mi amor o la nada.

Y venga medidas y dinero contra la violencia machista. ¿El machismo sólo es malo si se ejerce con violencia? Qué problema usar machismo. Aunque usar “violencia contra la mujer” resulta demasiado. Por eso violencia de género es un buen refugio para quedar bien y seguir no pensando demasiado, seguir sin complicarnos demasiado nuestro estilo de vida. Menudo problema dejar de usar ese ideal de amor absoluto.

Andrea tenía sólo 5 años cuando el Código Penal incorporó, por primera vez, el delito de violencia doméstica. 14 años de medidas y más medidas, dinero y más dinero ¿para qué? Desde luego, para salir una y otra vez en prensa, ahora con un Pacto de Estado contra la Violencia de Género. El primero, dicen. El primero que se llama así, claro.

De la cifra de medidas y dineros que promete ese rimbombante y lucido Pacto de Estado, aún sin estrenar ¿cuál es la cifra asignada a educación? ¿cuál es la cifra asignada a cambiar nuestras mentes? Que la relación amorosa, también la relación sexual, no es cuestión de conquista, de caza o de triunfo que lucir en las redes sociales. La pareja no es una atalaya, una barrera ni una oposición que superar a toda costa para alcanzar el amor; como si ese amor absoluto fuese el fin que justifica todos los medios.

Andrea ha sido asesinada en este universo de amores absolutos para el que, en este paquete, no hay prevista ninguna medida concreta. Mujeres que seguirán luciendo todos sus encantos, objetos de deseo y conquista, en miles de anuncios con que se enterrará la noticia. Año nuevo, contador a cero.

Y los hombres seguiremos alimentando nuestra incapacidad para mantener relaciones libres y conscientes en este universo en el que el éxito se mide por la cifra de likes, vistas y seguimientos. Mientras no se vea violencia, la conquista seguirá siendo parte del juego del amor. O del sexo. No parece que el ideal de amor absoluto vaya a cambiar en este universo en el que seguimos discurriendo medidas y al que seguimos destinando millones, aunque no sepamos para qué.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Andrea fue asesinada pese a los 200 millones