Opinión / Política Internacional

El 2017 y la política internacional

Por Adriana Maldonado 31 Diciembre, 2017 - 8:51

Europa ha cumplido 60 años de existencia desde que aquellos ilusionistas como Jean Monnet o Robert Schuman crearon el que posiblemente sea el mayor proyecto transnacional de la historia.

Bandera de la Unión Europea.
Bandera de la Unión Europea.

El 2017 ha sido un año intenso para la política internacional. Europa ha cumplido 60 años de existencia desde que aquellos ilusionistas como Jean Monnet o Robert Schuman crearon el que posiblemente sea el mayor proyecto transnacional de la historia. Un año marcado por comicios en países tan relevantes como Holanda, Francia y Alemania, que supone el 56% de la economía de la UE que ha llevado al poder a varios jóvenes líderes europeos

En el país galo Le Pen amenazaba con liderar desde el Eliseo el proyecto antieuropeo y populista, algo que no llego a suceder tras la relevante victoria de Emmanuel Macron, un joven menor de cuarenta años, treinta nueve para ser exactos que llegó al Elíseo el pasado mes de mayo. En menos de dos años, Macron ha sido capaz de fundar el movimiento político En Marche que le ha llevado al Palacio del Elíseo arrebatándole a la extrema derecha francesa de Marie LePen la posibilidad de liderar el país de la Liberté, égalité, fraternité.

Además, después de su victoria se hizo con el control de la Asamblea Nacional francesa llevando a la irrelevancia a los partidos tradicionales franceses y asumió el papel principal en la reforma de la Unión Europea.

En octubre, Sebastian Kurz, el líder del Partido Popular de Austria (ÖVP)de extrema derecha, se convirtió a sus 31 años en el presidente más joven de Europa. En Alemania, Angela Merkel tocada políticamente pero no hundida intenta después de unas elecciones traumáticas liderar el país en el que sería su cuarto mandato.

En Portugal el hombre del año es Antonio Costa, el socialista que ha logrado un hito electoral histórico alcanzando las alcaldías de 157 de los 308 municipios del país. En 2015 se alió con el Partido Comunista y el Bloque de Izquierda, y desde entonces su gobierno ha logrado avances que son destacados en toda Europa: se recuperó el nivel de empleo y salarial previo a la crisis, se cumplió con los organismos internacionales y se redujo el déficit fiscal sin necesidad de nuevos ajustes.

En agosto los españoles vimos cómo se nos estremecía el corazón al ver las Ramblas de Barcelona escenario de la masacre terrorista. Además, también vimos como el terror también se apoderaba de Londres.

Sin duda el 2017 en Europa termina de forma convulsa. Tras dos años de dudas, Bruselas considera que la reforma judicial del Gobierno de Polonia viola la separación de poderes. Por ello, este mismo mes de diciembre se ha activado el artículo 7 del tratado europeo por el que Polonia podría perder sus derechos de voto. En la práctica es complicado pues es necesario un reconocimiento unánime de que la vulneración del Estado de derecho es generalizada. Y Hungría, con posicionamientos similares a Polonia, no reconocería dicha vulneración.

Si salimos de Europa Donald Trump tomo posesión como el 45º presidente de los Estados Unidos en enero y ha sido el gran protagonista en la esfera internacional. Su falta de conocimiento y su escasa diplomacia le han llevado al que es uno de los mayores errores diplomáticos en la historia de los Estados Unidos. El presidente volvió a actuar de espaldas al mundo al reconocer a Jerusalén como capital de Israel y ordenar el cambio de embajada.

Las actuaciones por parte de la ONU no se hicieron esperar y la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que rechaza la declaración del presidente reconociendo Jerusalén como capital de Israel a instancias de Yemen y Turquía.

La comunidad internacional se ha mostrado pasiva y falta de iniciativas al evitar conflictos como el de Siria, que ya dura casi siete años y la crisis de migración en el mediterráneo.

Entre los retos para el 2018 veremos si los liderazgos alcanzados en 2017 se consolidan en Europa y si eje franco-alemán sigue siendo el motor e impulso del proyecto europeo. Además, veremos si la salida del Reino Unido se realiza de forma ordenada o por el contrario se convierte en una salida traumática. También, será el año en que se vera si se han puesto las bases de la Europa postcrisis.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 2017 y la política internacional