Colaboradores

Este artículo, en el que pretendo escribir sobre los últimos coletazos de la banda terrorista ETA, bien podría haberlo titulado "El fin de ETA".

Mientras el debate interno en España en materia de Defensa se centra en la posible compra por parte de nuestro Ejército del caza de combate F35, en la capital europea solo se habla de la creación del nuevo Cuartel General de Eurocuerpo con sede en Bruselas.

¡Menudo ejemplo!. El espectáculo bochornoso que dieron el pasado fin de semana los padres de los equipos infantiles de los clubes mallorquines Alaró y Collerense que se liaron a puñetazo limpio, no tiene desperdicio.

Pactar es un verbo que conjugan mal los dirigentes del PP. Les cuesta darse por enterados de que ya no tiene mayoría absoluta en el Congreso.

¿Qué hay detrás del anuncio de la banda terrorista ETA, hecho a través de un intermediario, de que el próximo 8 de abril proporcionará la localización de todos sus "zulos" donde tiene guardadas sus armas y explosivos?

Condicionar perdón a perdón es prolongar el enfrentamiento, alentar el dolor de las víctimas, mantener una espiral que sólo cesa cuando el agresor se reconoce y ofrece a reparar el daño.

El borrador del nuevo reglamento navarro es toda una declaración de intenciones del impulso en contra de la Tauromaquia de la izquierda radical