Pablo Sabalza es escritor.

Romance a mi princesa Guanche

Betsabé Sánchez Ibáñez.
Betsabé Sánchez Ibáñez.

Betsabé Sánchez Ibáñez.

Nacida en tierra canaria.

Fue tu mar y drago, guanches,

de conquista castellana.

Aborígenes guerreros

implantados por la espada

de las nobles carabelas

que arribaron desde España.

Los canes lloraron ríos

-ladridos de pura rabia-

esparcidos y diezmados

por la mano envuelta en saña.

Betsabé Sánchez Ibáñez.

Cubierta estás en sábanas.

Por el día oteas riscos.

Por la noche avistas agua.

Enrique, rey de Castilla,

¿Qué religión purgó tu alma

cuando a principios de siglo

fuiste a conquistar Canarias?

Eran pobres ganaderos.

Las cuevas eran sus casas.

¡Qué te hizo partir, Enrique!

Si nadie allí te esperaba.

El cielo, aquel blanquecino,

contigo se hizo escarlata.

 

La luna, siempre coqueta,

dejó de ponerse guapa.

Si es que acaso conseguiste

con aquella infame entrada

ubicarte así en la historia…

¡Ahí te quedes con tu fama..!

Betsabé Sánchez Ibáñez.

De este árbol son tus ramas.

Para mí, princesa guanche,

y no sierva castellana.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.