Pablo Sabalza es escritor.

Romance a La Graciosa

Bala la espuma en la orilla.

Sueña la arena dorada.

La luna es una vidriera

rota y dormida en el agua.

 

Los pescadores de sueños

echan al cielo sus cañas.

Pescan estrellas fugaces

con escamas de oro y plata.

 

Es un pueblecito de mar.

Todas las saladas casas

se dibujan a mis ojos

con las puertas azuladas.

 

Los mástiles de los barcos

parecen acuosas lanzas.

¡Oh, y son las naves pesqueras

cien navegables murallas!

 

Gaviotas del amanecer

tienen plegadas sus alas.

La noche es tan armoniosa…

-música de viento y agua-.

 

¡Archipiélago Chinijo!

Montaña Clara, Alegranza,

Roque del Este e Infierno.

Así es tu marina estampa.

 

A esta altura de poema

se me avista una lágrima

pues parto de La Graciosa.

Surco una noche estrellada.

 

El sueño azul me ha envuelto

-gaviota, mar, velas blancas-.

La luna es una vidriera

rota y dormida en mi cama.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.