Periodista y máster en Edición de Libros. Con un cuaderno de notas y unos buenos zapatos, siguiendo el consejo de Chéjov. La banda sonora la pone Calamaro.

Libros en peligro de extinción

Nuccio Ordine invita en su nuevo ensayo a disfrutar de la lectura de los clásicos y a retomar su valor en la enseñanza, por encima de la dictadura de lo 'útil'.

Una mujer en una biblioteca leyendo un libro.
Una mujer en una biblioteca leyendo un libro.

Los clásicos están en peligro de extinción y no porque alguien haya planeado prenderles fuego a lo Fahrenheit 451, sino porque sufren el peor de los ataques: la más insolente indiferencia.

No es ya sorpresa para nadie que los planes de estudios apuestan por las materias técnicas, mientras que los saberes humanísticos, llámese literatura, filosofía o arte, quedan relegados a papeles secundarios u optativos, cuando no directamente aniquilados. Es esta una catástrofe silenciosa que no hace sino abrir las puertas al huracán de la mercanilización, ese viento furibundo en el que todo lo que no sea 'útil' o 'productivo' queda arrasado.

Sin embargo, en medio de este panorama francamente desolador, siempre hay algunos faros que alumbran y siembran esperanza. Es el caso del profesor de Literatura Italiana Nuccio Ordine (Diamante, 1958), que durante los últimos quince años ha dedicado unos minutos de su clase de los lunes a leer a sus alumnos universitarios fragmentos de distintos clásicos.

HOMENAJE A LOS CLÁSICOS

Esta pequeña iniciativa no solo cautivó a los matriculados en la asignatura sino que incluso animó a estudiantes de otras materias o incluso a algunos de sus amigos a acudir a estas lecturas. Después, desde el semanario Sette de El Corriere della Sera se le propuso publicar una selección de estos fragmentos y escribir un breve comentario sobre ellos.  

Fruto de esta colaboración ha surgido la publicación de Clásicos para la vida. Una pequeña biblioteca ideal, editado en España por Acantilado. La obra recoge los textos publicados entre septiembre de 2014 y agosto de 2015 que, como explica su autor, pretenden ser "un homenaje a los clásicos en un momento difícil para su existencia".

Así, en este ensayo en el que, insiste Ordine, los protagonistas son los clásicos, se propone leer por primera vez o revisitar obras de grandes autores como El mercader de Venecia de Shakespeare; El hacedor de Borges; El Quijote de Cervantes; la Odisea de Homero; Las ciudades invisibles de Calvino; Memorias de Adriano, de Yourcenar; y Robinson Crusoe de Defoe, entre otros.

LEER POR PLACER

En la genial introducción que precede a estos textos, Ordine explica la importancia de un conocimiento humanístico trasversal en la educación, no un compartimento estanco cada vez más denostado.

Sigue así el autor italiano con el camino que ya emprendió en su anterior libro, el brillante y oportuno ensayo La utilidad de lo inútil, publicado por el mismo sello. Defiende la importancia de los buenos profesores, que aman lo que enseñan, por encima de las tablets o las pizarras digitales en las aulas.

"Las grandes obras literarias o filosóficas no deberían leerse para aprobar un examen, sino ante todo por el placer que producen en sí mismas y para tratar de entendernos y de entender el mundo que nos rodea", escribe.

Así, presenta esta cuidada antología de citas con la meta de "vencer la indiferencia del lector y estimular su curiosidad hasta empujarlo a afrontar la lectura de una obra en su integridad". Un reto elogiable que, sin duda, se cumplirá en muchos casos, pues es indudable el entusiasmo que transmite y la pasión con la que escribe sobre cada obra. 

Es un libro sobre libros delicioso, que tiende un puente precisamente a los otros, y que da cuenta de la inmortalidad de obras clásicas de las distintas épocas. Sirvan como muestra estos versos del maravilloso poema de Constantino Cavafis titulado Ítaca:

Mantén siempre Itáca en tu mente.

Llegar allí es tu destino.

Pero no tengas la menor prisa en tu viaje.

Es mejor que dure muchos años

y que viejo al fin arribes a la isla,

rico por todas las ganancias de tu viaje,

sin esperar que Ítaca te vaya a ofrecer riquezas.

FICHA:

Clásicos para la vida. Una pequeña biblioteca ideal.

Nuccio Ordine. Acantilado. 192 páginas. 12 euros.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.