Navarra.com da voz a sus lectores con la publicación de sus cartas, opinión o denuncias de temas de actualidad.

Envía tu carta al director

Queremos seguir negociando la Ley de Policías de Navarra

Carta enviada por Juancho Zabalza Erviti, presidente de APF (Agrupación Profesional de Policía Foral de Navarra).

Uxue Barkos, Ainhoa Aznárez y Mª José Beaumont durante el Día de la Policía Foral en 2016.
Uxue Barkos, Ainhoa Aznárez y Mª José Beaumont durante el Día de la Policía Foral en 2016.

El pasado 1 de septiembre la Consejería de Interior remitía a la representación sindical su propuesta de acuerdo para la modificación del proyecto de Ley de Policías, actualmente en período de enmiendas en el Parlamento de Navarra. Y nada más leer los puntos que la integran, en APF tuvimos claro que era una propuesta insuficiente. No obstante, y queriendo mantener el compromiso establecido con nuestra afiliación, decidimos someterlo a votación. El resultado confirmó nuestro parecer: un 65,6% se mostraron contrarios al acuerdo, frente a un 32,5%, que se decantaron por el sí.

Los motivos que argumentamos para rechazar el acuerdo son varios. Y quizás el primero de ellos sea la manera en que se nos presentó. Sin contar en modo alguno con la representación sindical, la Consejera daba por finalizado el período de negociación, tras dos reuniones en cuarenta días. Ya a finales del mes de junio sucedió lo mismo, y entonces no dudamos en calificar ese proceder de impositivo y autoritario.

El proceso negociador, por otra parte, ha resultado desorganizado, por momentos caótico, sin que la Consejería aportase documentación básica y a todas luces exigible. Prueba de ello es que, si bien lo hemos solicitado en numerosas ocasiones, a día de hoy seguimos sin conocer las nuevas tablas retributivas que se proponen para las diversas unidades y empleos. Alegan que quieren realizar una nueva valoración de puestos de trabajo y que ello conllevará modificaciones en las tablas que hoy conocemos. Pero claro, están los tiempos como para pedir actos de fe a nuestros compañeros.

El adelanto de la edad de jubilación para Policía Foral, como derecho que ya tienen reconocidos la práctica totalidad de las policías nacionales, autonómicas y locales, era también pieza fundamental para el acuerdo. Y en este sentido debemos criticar el cambio de rumbo de la Consejería, que si bien en el comienzo de la negociación nos informaba de las excelentes perspectivas existentes, al fin ha sentenciado que este tema no es asunto de esta ley, y que no pueden comprometerse a nada.

Olvida la señora Consejera que existe todo un mandato parlamentario que ordena al Gobierno promover el adelanto de la edad de jubilación de los policías forales, y sorprende e indigna a partes iguales que la Consejería no haya accedido siquiera a incorporar a la ley una disposición que establezca su obligación de iniciar el expediente administrativo tendente a tal fin. La Consejería de Interior no ha entendido que este tema es lo suficientemente importante para el colectivo como para que todo lo demás pudiera quedar en un segundo plano.

Por otra parte, nos hemos topado con diversos asuntos que ni siquiera hemos podido debatir. Asuntos tales como el reglamento de segunda actividad, la formación, el régimen disciplinario, la consideración de los sábados como festivos, convocatorias de ascenso, regulación de interinidades y comisiones de servicio…, han quedado en el cajón, esperando la mano amiga que decida situarlos sobre la mesa.

Pero sin duda alguna el más importante de todos estos asuntos pendientes ha sido el modelo policial, donde nos hemos encontrado con una Consejera que nos anunciaba la imposibilidad de hablar con nosotros de este asunto, cuando previamente ha pactado con ayuntamientos y policías municipales aspectos que afectan al desarrollo de Policía Foral como policía integral y de referencia.

APF considera incompatible desarrollar las policías municipales al tiempo que la Policía Foral, ya que la ratio policial tan elevada de Navarra lo impide. Defenderemos siempre el crecimiento de efectivos para nuestro colectivo, y que cada policía se ocupe de las competencias que tiene asignadas. En este tema, faltan en la propuesta de Interior una regulación de la “pasarela” de policías municipales a Policía Foral, o el compromiso de convocatorias de OPES para garantizar los recursos humanos en nuestro colectivo.

APF, como sindicato profesional y mayoritario en Policía Foral, considera que estamos perdiendo una oportunidad de conseguir un acuerdo que revitalice a nuestra institución. Por eso precisamente, por pensar tan sólo en el interés de nuestros compañeros, quisimos sentarnos a la mesa de negociación. Y por eso también consideramos que tenemos que seguir hablando.

Para APF la negociación no ha finalizado porque consideramos que aún tenemos de qué hablar, y nuestra responsabilidad sindical nos obliga a seguir buscando el acuerdo. Por si no ha quedado suficientemente claro: la decisión de finalizar esta negociación ha sido única y exclusivamente de los responsables de la Consejería de Interior.

Y por nuestra parte consideramos que esta decisión ha resultado, una vez más, precipitada y equivocada, y que, si la Consejería quiere, aún queda margen para el acuerdo. Eso sí, tenemos que ser un poco más serios y rigurosos de lo que hemos venido siendo hasta ahora.

Juancho Zabalza Erviti, presidente de APF (Agrupación Profesional de Policía Foral de Navarra).

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.