Vél d’Hiv

Se cumple el 75 aniversario del capítulo más sórdido y vergonzante de la historia de Francia, que demuestra el estrecho colaboracionismo que hubo entre las autoridades francesas y el régimen de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. 

Placa conmemorativa de la redada de los días 16 y 17 de julio de 1942, colocada en el jardín donde se ubicaba el Vél d’Hiv.
Placa conmemorativa de la redada de los días 16 y 17 de julio de 1942, colocada en el jardín donde se ubicaba el Vél d’Hiv.

Vél d’Hiv” es una abreviación –de la muchas que emplean los franceses- de Vélodrome d’hiver (velódromo de invierno), éste era un pabellón de deportes del distrito 15 de Paris. Ahora bien, su significado va más allá de lo deportivo y constituye la vergüenza nacional, desconocida, hasta hace unos años, por la mayoría de la población francesa.

A los dos años de la ocupación alemana de Francia, en la madrugada del 16 de julio de 1942 comenzó en Paris, una redada masiva de judíos apátridas, ejecutada enteramente por 7.000 agentes de policía franceses. A consecuencia de la misma, que duró dos días, fueron detenidos 13.000 judíos, incluyendo mujeres y niños, 8.000 de ellos fueron hacinados en el “Vél d’Hiv” durante varios días para ser enviados a campos de concentración y de éstos a campos de exterminio como Auschwitz.

La operación denominada “Viento primaveral” y auspiciada por Eichmann (Adolf), se desarrolló conjuntamente en Bélgica, Holanda y Francia donde fue cursada por Laval (Pierre) primer ministro de Pétain. La redada no fue puntual, ya que en 1942 desde Francia fueron enviados 42.000 judíos a campos de exterminio.

Los años pasaron y el viejo pabellón de “Vél d’Hiv” sucumbió a la picota inmobiliaria para construir viviendas; con ello parecía que el recuerdo de aquel execrable hecho parecía haber sido enterrado para siempre, pero fue el presidente Chirac (Jacques) quien lo sacó a la luz en 1995, en un alarde de sinceridad, asumiendo la responsabilidad francesa: «La locura criminal del ocupante, como todo el mundo sabe, fue secundada por los franceses y por el Estado francés» En la misma línea, en 2012 con el 70 aniversario, el socialista Hollande declaró «La realidad es que el crimen fue cometido en Francia, por Francia».

El pasado abril, con motivo de las elecciones presidenciales, la gran redada de julio de 1942 volvió a la actualidad con la declaración de la líder del Front National (FN), Le Pen (Marine): «Francia no es responsable de la redada del Vél d’Hiv». Inmediatamente las críticas arreciaron, obligando a la líder del FN a puntualizar al día siguiente: «Condeno evidentemente absolutamente y sin reservas el régimen colaboracionista de Vichy y las atrocidades que cometió o dejó cometer».

En el debate a dos del 3 de mayo, entre Le Pen y Macron, éste la reprochó: «Usted ha insultado a muchos franceses… y a la valiente declaración de Jacques Chirac de 1995 y a la responsabilidad del Estado francés. Fueron policías franceses los que fueron a buscar a los judíos. Es un crimen contra la humanidad». Le Pen contestó «Considero que Francia estaba en Londres. Yo tengo esta opinión que la tenía el general de Gaulle, que tenía François Mitterrand…» Macron finalizó la discusión con un «deje al general de Gaulle tranquilo».

Los franceses han sabido crear en torno a la “Résistance française” un mito, y como maestros del merchandising lo han incorporado a la “Marque France”. Sin embargo, la historia es muy diferente a la ficción que se creó en multitud de películas y novelas. Afortunadamente, tras la declaración de Chirac, esta injusta visión ha sido subsanada por la literatura francesa en una treintena de libros que toman como argumento lo sucedido en el velódromo parisino, llevándolo también a las pantallas cinematográficas en el año 2010 “La redada (La rafle)” dirigida y escrita por Bosch (Rose).

En definitiva, lo sucedido en 1942 en el “Vél d’Hiv pone de manifiesto que el colaboracionismo francés con la Alemania nazi alcanzó incluso el genocidio judío, y contrasta enormemente con lo que nos han querido hacer ver durante años.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.