Navarra.com da voz a sus lectores con la publicación de sus cartas, opinión o denuncias de temas de actualidad.

Envía tu carta al director

Movilidad y peatón

Carta enviada por Javier Igal Abendaño

Día de la Bicicleta en Pamplona.
Día de la Bicicleta en Pamplona.

En este vorágine de planes de movilidad me gustaría levantar la mano a favor del siempre ignorado y malatendido peatón. Pero PEATÓN en el estricto sentido del término “que transita a pie”. Y es que uno empieza a considerar si ponerse casco y chaleco antireflectante para bajar a por el pan. Es una actividad gradualmente de “alto riesgo”, especialmente en horas y lugares concretos, pero no exentos de ingredientes como que ser zonas con vecinos con limitaciones de movilidad, agilidad, oído, vista, etc.

Es cierto que parece existir una máxima general entre los conductores y ciclistas: “Ya me verán”. Especialmente lo practican quiénes, en todos los aspectos, tienen pocas luces. Pocas luces que encender, activar, poner no tanto para ganar en su visibilidad como para marcar su presencia. Cierto que va creciendo algo el hábito nórdico de usar las luces hasta de día por la misma razón, como elemento de visibilidad. Suponer que todo el mundo en todo momento goza de buenas facultades y está atento a lo que hagan TODOS a su alrededor es más temerario que hacer caída libre.

Si en las carreteras es el auto el rey en las aceras el nuevo rey va siendo la bici. Sobre todo por una falta de ordenamiento y rigor. Recuerdo que en tiempos de mis abuelos llevaban bocinas, faros, reflectantes y usaban manos y brazos indicando sus maniobras. Ahora el eslalon con los mayores va siendo el deporte urbano. Y no es difícil oír una conversación sobre las palidez del rostro del abuelo o la abuela de turno “cuando le pasé rozando...”

¿Tiene el peatón seguridad ya al caminar por la acera?
¿Acaso no podamos estar asistiendo a flagrantes ocasiones de homicidio involuntario?
Sí. Suena fuerte. Pero se lo cuenten al primero que engrose la lista por tales “accidentes”.

Ah, y si eres peatón habitual, antes de "saltar a la acera", una plegaria a Santa Lucia, que te bendiga con buena vista y otra a San Judas Tadeo, por lo de las causas desesperadas. ¡Ultreia!

Javier Igal Abendaño.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.