Navarra.com da voz a sus lectores con la publicación de sus cartas, opinión o denuncias de temas de actualidad.

Envía tu carta al director

Dos años de imposición, sectarismo y destrucción del Gobierno de Navarra

Carta enviada por Álvaro Sobejano, presidente de NNGG de Navarra. 

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, realiza un balance del ecuador de la legislatura (40). IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, realiza un balance del ecuador de la legislatura (40). IÑIGO ALZUGARAY

Si cuando se cumplió un año desde que el nacionalismo vasco se hiciera con el Gobierno de Navarra, sin haber ganado las elecciones, la situación en nuestra comunidad iba de mal en peor, ahora nos aproximamos al abismo.

Esta coalición de abertzales, radicales y sectarios ya demostró desde el primer día, que su única prioridad es euskaldunizar Navarra y conseguir su anexión al País Vasco. Ahora también han demostrado que, dentro de esa prioridad, en su hoja de ruta abertzale está también la destrucción de Navarra.

Aunque de todos es conocido, conviene recordar algunas de las nefastas medidas que ha tomado este gobierno sobre nuestra tierra, y todos sus ciudadanos, en su primer año de legislatura. Han acabado con el Convenio de la Clínica Universidad de Navarra que favorecía a todos los trabajadores de la universidad, siendo también el gobierno navarro beneficiario; sintonizaron la ETB en nuestros televisores, al margen de la ley; recortaron las becas a los estudiantes de la Universidad de Navarra, únicamente por eso, por ser estudiantes de la Universidad de Navarra, y siendo muchos de ellos antiguos beneficiaros de esas misas becas en esa misma universidad.

Además, pretenden implantar el euskera por toda nuestra región sin respetar la lengua materna de nuestra tierra, el castellano, e ignorando la necesidad del aprendizaje del inglés para nuestro desarrollo profesional. También han frenado la extensión del PAI (Programa de Aprendizaje del Inglés). Este gobierno ha permitido en numerosas ocasiones, y lo sigue haciendo, que ondee la ikurriña en nuestras instituciones, obviando que se trata de una bandera de otra comunidad que, respetamos completamente pero que, no es la nuestra.  El gobierno de Uxue Barkos también ha pasado por alto que un grupo de pro etarras invadiese  la Iglesia de San Lorenzo para ahí defender a los asesinos de ETA. Se mostraron a favor de declarar el 3 de diciembre, Día de Navarra, como Día de Euskal Herria. Y, por último, hicieron el ridículo quitando la bandera de Europa del Parlamento de Navarra.

Después del triste primer aniversario del cuatripartito gobernando Navarra, ahora han sido capaces de ser más sectarios y abertzales; han subido los impuestos, consiguiendo que Navarra sea una de las comunidades de España con mayor IRPF, afectando así a todas las familias. A su vez, cientos de empresas han huido de Navarra por la fuerte presión fiscal. El propio Gobierno de Navarra impulsó un acto en el Parlamento para homenajear a “todas” las víctimas de violencia política, sin contar con las víctimas de ETA y, permitiendo que familiares de la banda terrorista estuvieran en el homenaje. El gobierno de Uxue Barkos ha conseguido que vuelvan los tiempos oscuros de nuestra historia y con ello la “kale borroka”, como el pasado mes de marzo que asaltaron nuestras calles y comercios, amenazando a los ciudadanos y destrozando todo lo que se encontraban por el camino. Han permitido en varias ocasiones que se hicieran homenajes a terroristas de ETA en los barrios de Pamplona, reviéndolos con festejos por todo lo alto, como si se tratasen de héroes.

El cuatripartito en todo momento se ha mostrado a favor de los delincuentes que lincharon a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua, jamás condenaron el ataque ni se solidarizaron con los afectados y, además, están en contra de la decisión de la Audiencia Nacional por considerarlo terrorismo. Si 50 contra 4 es una “pelea de bar” a dónde vamos a parar.  

Derogaron la Ley de Símbolos, traicionando a Navarra, a nuestra historia y todo lo que nuestra comunidad representa, e incumpliendo su compromiso, una vez más, de que iban gobernar para todos. Por suerte, 30.000 personas plantamos cara al Gobierno frente a la Diputación para reivindicar que Navarra ya tiene bandera y que no queremos ver, ni en pintura, la ikurriña. Ondearon ilegalmente la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona en uno de los días más importantes para todos los navarros, el día de San Fermín. Siguen sin recibir a la Monarquía de España, siendo esta, además, la mejor representación de nuestro país reconocida internacionalmente. La propia Uxue Barkos llegó a decir que le chirría que suene el himno de España y se reciba a la monarquía.

El portavoz de la marca blanca de PNV en Navarra (Geroa Bai), Koldo Martínez, ha llegado a decir, en más de una ocasión, que quiere que desaparezca la Guardia Civil y el Partido Popular de Navarra. También, como están en contra de todo lo que sea progreso y desarrollo para nuestra comunidad, siguen sin permitir que llegue el Canal de Navarra a la Ribera  y que se terminen los tramos de tren para que podamos tener en nuestra comunidad el Tren de Alta Velocidad.

Según los últimos datos registrados, si en la mayor parte de España ha descendido el paro, en Navarra ha aumentado en 36.133 personas, todo gracias a las medidas del cuatripartito y a que haya aumentado el abandono escolar drásticamente.

Por todo ello vuelve a quedar claro, una vez más, que el cuatripartito no gobierna para la mayoría de los navarros sino para una minoría que, quiere cumplir con su hoja de ruta abertzale y sectaria, y que lo único que les importa es acabar con Navarra, imponer el euskera y conseguir la anexión al País Vasco.

Carta enviada por Álvaro Sobejano, presidente de NNGG de Navarra. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.