Juan Iribas (Tafalla, 1973) es autor de ‘El guardián de la intemperie’, ‘El destino de Sofía’, ‘El cuaderno de piel vuelta’ y ‘Antes de que huela a café’. Periodista en Thomson Reuters Aranzadi, ha colaborado en radio, prensa y revistas, y ha sido jurado en certámenes literarios.

Pintor de éxito

Me llamo Rodolfo Tabuenca, nací en Torrelodones y soy un pintor de éxito, por cierto, muy cuadriculado.

Útiles de pintura.
Útiles de pintura.

Represento paisajes, retratos u objetos de la vida cotidiana como un friegaplatos abierto o un tubo de pasta de dientes estrujado.

Desde que tengo una idea en mi mente y hasta que doy por concluida la obra pasan dos  meses. Ni un minuto más. Si al retrato del rey Felipe VI le falta una oreja, así lo doy por terminado. Si el reloj de la Puerta del Sol no cuenta con la aguja de los minutos, tres cuartos de lo mismo, así que generalmente mis pinturas tienen el apellido de inacabado: retrato inacabado del monarca, tostadora inacabada, tractor con granjero inacabado...  

Por culpa del pudor no me gusta exponer; tampoco tengo una página web ni aparezco en los medios de comunicación. Se me pasó por la cabeza divulgar mi arte en Facebook o Instagram, pero rechacé la idea.

¿Por qué digo que soy un pintor de éxito? Porque los datos me avalan. Mis seis óleos anuales se venden por unos 1.800 euros antes de que salgan de mi estudio. Todos. Sin excepción. A veces me ha tentado cifrarlos en 25.000 euros, pero no es cuestión de dar la razón a quienes afirman que el arte es un negocio ni de atracar al comprador de turno.

Mi pintura me da confianza. Mi pintura me da plena seguridad en mí mismo. Tanta, que todo lo que pinto me lo compro yo. Porque soy un pintor de éxito…

Ideación de ‘Pintor de éxito’

Me presentaron en la inauguración de una exposición a un pintor que me confesó que jamás ha podido vender uno de sus cuadros.

Caracteres con espacios: 1.571

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.