Actualidad

Juan Iribas (Tafalla, 1973) es autor de ‘El guardián de la intemperie’, ‘El destino de Sofía’, ‘El cuaderno de piel vuelta’ y ‘Antes de que huela a café’. Periodista en Thomson Reuters Aranzadi, ha colaborado en radio, prensa y revistas, y ha sido jurado en certámenes literarios.

Hablar por no callar

Hace tiempo me di cuenta de que, como canta Manolo García, “si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”.

Personas esperando a un ascensor.
Personas esperando a un ascensor.

Al grano: creo que me sucedió en enero; me avisó el indiscreto chivato de mi Clio de que debía repostar, así que paré en la primera estación de servicio que se me puso a tiro. Recuerdo que eran las seis y pico de la mañana de un jueves y que un tal Javi Nieves me estaba haciendo muy entretenido el trayecto hasta el trabajo con una encuesta absurda.

Cuando llegué a la gasolinera, me percaté de que estábamos a cuatro grados bajo cero, que no había un alma a la intemperie, salvo un tipo de uno noventa con un mono de color azul oscuro y una riñonera llena de cambios y quien junta estas letras. Aquel tipo de pelo rubio cortado al uno, piel muy blanca, ojos claros y rasgados y que, según el cartelito que llevaba en la solapa se llamaba Oleg, llenó el depósito. Todo lo hizo en un silencio monacal, así que le seguí la corriente y no abrí la boca. En realidad, ¿para qué iba a hablar?

Pero me gusta hablar, no sé estar callado, así que solté la primera ocurrencia que me vino a la cabeza antes de irme a pasar ocho horas frente al ordenador. “¡Qué frío!”, dije mientras lo observaba con ganas de una respuesta. Él me miró serio, indiferente, flemático, y me contestó tras un largo silencio: “¿Frío? Soy ruso”.

Ideación de ‘Hablar por no callar’

No me gusta hablar del tiempo ni en los ascensores, pero uno tropieza en cualquier piedra…

Caracteres con espacios: 1.521

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.