Guzmán Garmendia es parlamentario del PSN en la cámara navarra.

Vacaciones de verano (segunda parte)

 

Texto: Se cierra el segundo periodo de sesiones, y la cuestión es que toca hacer balance mirando lo que se ha avanzado, aunque lamentablemente de avanzar poco. Mi conclusión es que, transcurridos dos años, no se ha hecho nada en el Gobierno de Navarra por el ansiado cambio. Mucho titular, humo y plan, pero que se pueda tocar poco o nada.

La mandíbula de cristal del Gobierno de Navarra

Lejos de aceptar una crítica, el Gobierno de Navarra, de la mano de su consejera Ollo, ha criticado este espacio y todo lo que ella ha considerado que no es afín. Me avergüenzo, como licenciado en Ciencias de la Información, de este tipo de proceder impropio de quién debe representar a todos.

¿Sirven las comisiones de investigación?

Dos son las comisiones de investigación que se han constituido, de momento, esta legislatura en el Parlamento de Navarra y en ambas tengo el honor de estar a modo de Portavoz. Una es la de la CAN, otra la de la Planta de Purines de Ultzama. Mi sensación es que todo el mundo sabe de todo, somos grandes expertos con independencia del tema que nos toca, y que lo único que nos importa es politizar lo que debería estar profesionalizado.

El chacachá del tren

Mientras España entera, poco a poco, empieza a disfrutar el tren de altas prestaciones, con lo que esto supone en atracción de inversión, personas y, en definitiva, riqueza, en Navarra seguimos cantando la canción de El Consorcio como es tradición en las bodas de que se precien. Una pena y una oportunidad que, como la perdamos, no tendrá retorno.

Voy a las manifestaciones que me da la gana

Hacía mucho que no me pasaba, pero ahora resulta que hay quién te quiere tutelar si ir a una manifestación o no, como cuando estaba en el colegio. Además, de una forma antidemocrática total, consideran que la calle es sólo de unos y es usurpada por otros cuándo no son ellos los que reivindican. Mucho tienen que madurar todavía en política y en democracia algunos. De momento iré siempre dónde me de la gana'.

No me robéis la bandera

Nunca permitiré que nadie que se adueñe de la bandera de Europa, que me la robaron, ni de la navarra, que parece que solo es de unos, ni de la española. Todas ellas tan mías o más que de ellos. Ya está bien de jugar con los símbolos que son de todos.

Los comentarios en noticias marcan tendencia y opinión

Una de las grandes diferencias entre el formato clásico / tradicional de la prensa (periódicos, televisión, radio...) y aquellos espacios que tienen el digital como espacio de emisión es la posibilidad de comentar. Analizar estos comentarios, una vez limpiados de trolls y fans, se nos antoja imprescindible para conocer la realidad de la opinión de los usuarios, y, por ende, votantes.

Palo gordo en la declaración de la Renta

En estas fechas todos los navarros estamos llamados, como todos los años, a presentar la declaración de la renta ¿Cómo todos los años? Tal vez no. La sorpresa del palo generalizado está corriendo como la pólvora por tierras forales. Si al menos esto repercutiera en una mejora de servicios sería un consuelo, pero la gestión es la que es y se diluirá la recaudación como un azucarillo sin que veamos avances claros.

Pasando de ETA

Este fin de semana la banda terrorista ETA ha montado un teatrillo en Bayona creyéndose que todavía nos interesan, cuándo lo único que nos importa son las víctimas, apoyarlas y sustentarlas. De los criminales solo esperamos que sean detenidos, que cumplan con la ley (que mucho queda por cumplir) y que no se vuelva a saber de ellos. Mal hago, desde luego, hablando de ellos, que son la nada.

Bandera Azul

Mientras en Navarra nos entretenemos en volver a la prehistoria con la lucha de las banderas, que, francamente, solo interesa a los de siempre, yo levanto la bandera azul, que en Fórmula 1 significa ¡ojo que te van a adelantar! Y eso es lo que habría que advertir en Navarra, que mientras nos entretenemos con estas cosas, las regiones de España y Europa nos adelantan por tierra, mar y aire.

Eurovisillo

Desde el aeropuerto de Bruselas, crónica del rápido pero imprescindible viaje a la capital de la UE de la Ponencia de Asuntos Europeos del Parlamento de Navarra. Muchos temas, infinidad de ideas y la sensación de estar dejando pasar miles de oportunidades que otras comunidades y regiones si están explotando.

Viaje parlamentario: rindiendo cuentas

La semana que viene, de martes a jueves, la Ponencia de Asuntos Europeos del Parlamento de Navarra viaja a Bruselas. Aquí explicamos los pormenores del viaje, y, por supuesto, el desglose de gastos. Seguiremos informando.

Pedro Sánchez es de mi pueblo

Desde que un tal Pedro inició su proyecto para alcanzar los más altos objetivos dentro del PSOE, tuve la suerte de que contara conmigo para acompañarle. Hoy sigo ahí, por varias razones, pero principalmente porque mueve el sentimiento de quienes tenemos votar en primarias, algo difícil de alcanzar y que no se consigue ni con dinero ni con aparatos.

Exigiendo actas, ocultando actas

Los miembros de los partidos que sustentan al Gobierno de Navarra se alteran e indignan cuando entidades ajenas a nuestra Comunidad Foral nos niegan información al Parlamento de Navarra. Sin embargo, el mismo Gobierno ha negado a aquellos que deben ejercer su control esas mismas actas e información. El dicho de la paja y la viga en pleno apogeo. A ver qué dicen.

Pasando de los jóvenes

A pesar de que la palabra 'participación' siempre está presente en la boca de los 'viejunos' políticos, cuándo se trata de la juventud se limitan a imponerles las medidas que consideran que les vienen bien, pensando que sólo los mayores saben lo que a los jóvenes les conviene, sin consultar. Una realidad ancestral que se repite en 2017.

Entre la austeridad y la mala educación

La falsa austeridad, la falta de control y la ausencia de transparencia en el uso de coches oficiales nos ha llevado esta semana a un capítulo en el que se ha podido ver la línea que separa la austeridad de la mala educación y nula cortesía. Otra más.

Empapelados en planes

Se cuentan por decenas los planes que el Gobierno de Navarra ha realizado, y en centenas los que parece que tiene en mente realizar. Un clásico de aquel que no quiere pasar a la acción, como el estudiante que acaba la carrera y estudia un máster detrás de otro para no entrar la realidad del mercado laboral. El problema es que el tiempo pasa, los objetivos no se cumplen y los planes solo quedan para empapelar despachos, aulas e incluso auditorios.